Tu negocio, jubilación y liquidación:
    las probabilidades y
    los preparativos.

    Tu negocio, jubilación y liquidación:
    las probabilidades y
    los preparativos.

    Por Adam Segal

    Si eres dueño de un negocio con miras a jubilarte, presta atención a estos hechos sobre las consecuencias de la liquidación de tu negocio:

    • Casi el 40 por ciento de todas las empresas comerciales terminan en liquidación1.
    • Hasta el 80 por ciento del valor neto del propietario de un negocio puede estar vinculado a su negocio2.
    • La liquidación con frecuencia puede resultar en que se obtenga menos del valor total de una empresa 1.

    Entonces, ¿qué puedes hacer? Primeramente debes entender que hay dos tipos básicos de liquidación.

    El primero es una liquidación ordinaria, cuando una empresa cierra y sus activos se venden de manera ordenada. Luego está la liquidación forzosa, que es el proceso rápido de venta de todos los activos a cualquier persona que los compre de inmediato (de seguro has escuchado la expresión “venta de quemazón”, ¿verdad?).

    Ni la liquidación ordinaria ni la liquidación forzosa son la mejor manera de vender un negocio, ya que con ninguna de esas opciones es probable que se obtenga el valor total de la empresa para sus propietarios. Pero los resultados de una liquidación forzosa son mucho peores.

    De acuerdo con un estudio, en una liquidación ordenada los propietarios pueden hacer el cobro de la mayor parte de las cuentas por cobrar que se les adeudan, además de algo del valor de los activos1.

    Pero en una liquidación forzosa, los propietarios de empresa solo podrán cobrar el 50 por ciento de las cuentas por cobrar y recibirán solo el 30 por ciento del valor que le asignen a los demás activos.

    ¿Qué otras opciones podrían ser mejores que la liquidación del negocio?

    1. Puedes vender el negocio a un comprador externo. Muy a menudo obtienes la máxima cantidad de dinero en el punto de venta, pero también estás compartiendo tus secretos comerciales con la competencia.

    2. Puedes venderlo al cuerpo administrativo de tu empresa. De esa manera sabrás quién se va a quedar con el negocio, aunque por lo general esto resulta en una venta a plazos. Y si las personas que compran resultan ser mejores empleados que empresarios, esto podría ser un problema.

    3. Venta a un grupo de inversionistas privado. Esto puede traer un capital significativo para los propietarios y te permitirá mantenerte vinculado. Pero el hecho de estar involucrado no quiere decir que seas el jefe. Las personas del grupo de inversionistas tendrán la última palabra.

    4. Puedes formar un plan de compra de acciones para empleados. Esto podría tener algunas ventajas fiscales pero requiere gastos y un nivel de complejidad extras.

    5. Puedes dar tu empresa como regalo. Esto asegura que tengas un legado familiar, pero al darla como regalo podrías estar perdiendo mucho dinero.

    Con suerte, como propietario de una pequeña empresa, podrás beneficiarte de las opciones anteriores y nunca tendrás que pasar por una liquidación ordinaria o forzosa.

    Sin embargo, como se señaló anteriormente, el 40 por ciento de todas las empresas de negocios terminan en algún tipo de liquidación, por lo que las probabilidades de que el resultado final sea que termines siguiendo ese camino son significativas. Y como resultado, son más altas las probabilidades de que no obtendrás el valor total de tu negocio.

    ¿Por qué es tan importante el valor de tu negocio? Los expertos sugieren que del 65 al 80 por ciento del valor neto del propietario puede estar vinculado a su negocio3. Si están planeando usar las ganancias de la venta de la empresa para jubilarse, recibir menos del 100 por ciento podría crear problemas.

    ¿Va tu empresa rumbo a la liquidación?

    ¿Cómo puedes saber si tu negocio va camino a un proceso de liquidación? Responde sí o no a las siete preguntas relacionadas a la situación hipotética que aparece a continuación, extraídas de la herramienta de diagnóstico MassMutual Business Value Diagnostic Tool (en inglés). Si tu respuesta es “sí” a cuatro o más preguntas, tienes una mayor probabilidad de entrar en una liquidación forzosa.

    Si el propietario murió o quedó discapacitado (marca una respuesta a cada pregunta)

    1. ¿El cónyuge sería el propietario y/o controlaría las acciones del propietario?      No
    2. ¿Será el cónyuge responsable de la deuda de la empresa?   No
    3. ¿Carece el cónyuge de experiencia ejecutiva?   No
    4. ¿Es probable que las ventas sufran a corto plazo?   No
    5. ¿Es probable que disminuyan las ganancias?   No
    6. ¿Pensarían los empleados clave en irse?   No
    7. ¿Pensarían los clientes en dejar de serlo?   No


    Si la puntuación de tus respuestas es de menos de cuatro, ¡felicitaciones! Si la puntuación es de cuatro o más, estas son algunas cosas que puedes hacer...

    Construir un sólido equipo de administración. Esta medida es muy importante y se relaciona con muchas de las siete preguntas anteriores. Si tu negocio depende excesivamente de ti, podría ser difícil venderlo, y si lo vendes podrías no obtener el precio máximo. Piénsalo, ¿tú qué harías?

    ¿Comprar una empresa en la que tú tendrías que tomar todas las decisiones y crear todas las buenas ideas, o una empresa donde otros contribuyen y pueden hacerse cargo cuando tú no estés en tu mejor momento? Por supuesto, al igual que la mayoría de la gente, deseas un equipo de empleados de alto desempeño que traigan al negocio buenas ideas y soluciones.

    Delegar responsabilidades a tus empleados clave. Como se señaló anteriormente, una vez que formes tu equipo de administración de alto rendimiento, asegúrate de delegar responsabilidades en ellos. Sí, puede ser difícil renunciar a una parte del control, pero si puedes crear una empresa que funcione sin ti, irónicamente, podría ser más valiosa cuando se venda.

    Implementar estrategias de retención de empleados clave. Así que has creado el equipo y delegas responsabilidades en ellos. Ahora, lo que necesitas es asegurarte de que no se vayan. El estudio de perspectivas de propietarios de negocios de MassMutual (en inglés) llegó a la conclusión de que mantener leales a los empleados clave es una de las principales preocupaciones de los dueños de negocios. Una investigación interna adicional realizada por MassMutual en 2015 también reveló que solo el 6 por ciento de los dueños de negocios buscan profesionales financieros para solicitar asesoramiento sobre estrategias de retención.

    Haz una evaluación comparativa de tu paquete de beneficios. ¿Es suficiente para que tus empleados decidan quedarse contigo? Muy bien, así que has seguido las tres sugerencias anteriores: has creado un equipo administrativo, has delegado responsabilidades en ellos y has implementado paquetes de retención creando una situación favorable tanto para los empleados como para ti. Ahora, asegúrate de que todos los demás en la empresa también estén considerados. Esto es algo que se puede delegar a un profesional con experiencia financiera. Si ofreces un plan de jubilación o seguro de salud, ¿sabes cómo lo que ofreces se compara con lo que ofrecen como promedio otras empresas de la industria? ¿Estás ofreciendo demasiado o no lo suficiente? Estas son las cosas que un examen detallado te puede mostrar.

    Si tienes un socio, debes crear y entender tu documento de compraventa. Esto es muy importante. La investigación interna llevada a cabo por MassMutual en 2015 muestra que el 43 por ciento de los acuerdos de compraventa no están financiados adecuadamente y para los que sí lo están, el 30 por ciento de los dueños saben que su seguro no cubre adecuadamente el valor de la empresa. Tal vez esto tenga importancia y tal vez no, pero estas son dos preguntas que necesitas hacerte:

    • En primer lugar, ¿sabes cuánto vale tu empresa?
    • En segundo lugar, si tu socio fallece, ¿tienes la capacidad económica de cubrir lo que tu documento de compraventa requiere que pagues? De igual manera, si tú falleces, ¿estás seguro de que tu socio tiene los recursos financieros para cuidar de tu familia? El propósito del seguro es cubrir el riesgo que tú no deseas asumir.

    Si casi la mitad de todos los negocios de propiedad privada terminan en una forma de liquidación, ¿cuáles son las posibilidades de que tu empresa termine así? No hay ninguna manera segura de saberlo, pero sí hay algunas preguntas que puedes contestar para estar sobre aviso. Y como en todo lo demás que tiene ramificaciones financieras, si puedes anticipar y planificar, puedes mitigar el riesgo al que estás expuesto.

    1 “Exiting Your Business, Protecting Your Wealth” de John M. Leonetti, en la versión interpolada del 15 de febrero de 2011 por Brad Davidson de SPARDATA, Inc., una empresa de valoración de empresas, durante una presentación ante la clase GS 803 Understanding Financial Statements and Business Valuations en el American College a nivel de posgrado

    2 New York Times, “Why Selling Your Business to Cover Retirement Shouldn’t Be Your Only Plan” del 29 de julio de 2013.

    3 New York Times, “Why Selling Your Business to Cover Retirement Shouldn’t Be Your Only Plan” del 29 de julio de 2013.

    La información provista no ha sido escrita ni pretende ser asesoría fiscal o legal. MassMutual, sus empleados y representantes no están autorizados a proporcionar asesoramiento fiscal o legal. Se recomienda a las personas consultar con su propio asesor fiscal o legal.

    Close