Tomar el próximo paso

    Formas de Vender o Transferir un Negocio

    Formas de Vender o Transferir un Negocio

    Metas Relacionadas:

    Cuando llega el momento de vender o transferir tu negocio, ¿cuál es la mejor manera de hacerlo? Tienes varias opciones a tu disposición, desde regalarlo hasta cotizar acciones en la bolsa de valores o no hacer nada. Cada una de ellas tiene sus recompensas e inconvenientes, los cuales debes tener en cuenta al desarrollar tus planes de sucesión y de herencias.

    Recapitalización de Compañías Privadas que no Cotizan en la Bolsa:

    Con frecuencia, vender la participación mayoritaria a una firma de capital de riesgo hace soñar a los dueños de negocios con la riqueza inmediata. Pero muchas veces, esta entrada de efectivo tiene sus desventajas. El fundador ya no es el jefe sino un empleado con participación minoritaria. Muchas de las ventajas de ser dueño de un negocio pueden desaparecer cuando los nuevos dueños traten de aumentar las ganancias rápidamente. En algunos casos, los dueños fundadores podrían estar en desacuerdo con la nueva dirección de la compañía. Podrían tomar la decisión de irse de la compañía o comprar nuevamente la participación mayoritaria de la compañía, frecuentemente a un precio más alto que el de venta.

    Plan de Compra de Acciones para Empleados:

    Los planes de compra de acciones para empleados (en inglés: Employee Stock Ownership Plan, ESOP, por sus siglas en inglés) pueden crear un mercado para las acciones de los accionistas que se van de la compañía. Como vendedor, puedes quedarte con el negocio e incluso retener el control de las operaciones. Es una gran manera de motivar y de recompensar a los empleados, y aprovechar los incentivos fiscales.

    Pero muy pocos negocios cumplen con los requisitos del perfil de ESOP que requiere $2 a $3 millones en ingresos de negocios y 20 empleados o más. Además, probablemente no recibirás todo el dinero por adelantado. Recibirás la mayor parte del dinero con el tiempo, financiado por el flujo de efectivo de la compañía.

    Transferir el Negocio como un Regalo:

    Con el tiempo, regalar acciones de un negocio a familiares puede reducir la participación del dueño en el negocio. Esta puede ser una gran manera para que el dueño transfiera el negocio a la siguiente generación y cree una herencia familiar. Sin embargo, esto puede ser muy complicado y, con los cambios continuos en las leyes fiscales, quizás no logres obtener las ventajas que buscabas inicialmente. Otra de las desventajas es que no recibirás efectivo de esta transacción. Esto significa que el dueño todavía dependerá del negocio para obtener ingresos y quizás nunca deje el negocio por completo. Por lo tanto, tu plan de jubilación debe ser suficiente para financiar tu jubilación sin recibir ninguna suma asegurada por la venta del negocio.

    Venta a un Comprador Externo:

    Vender un negocio podría ganarle al dueño la mayor cantidad de dinero, pero también tiene sus desventajas. Una de ellas son los impuestos. En una venta de activos, los impuestos sobre las ganancias de capital pueden eliminar el 50 por ciento de la suma asegurada de la venta. Otro aspecto negativo es la necesidad de revelar información confidencial de la compañía (como clientes, salarios de los empleados, y márgenes de ganancia bruta) a los posibles compradores. Los dueños tienen que compartir esta información sin garantías de que el comprador les hará una oferta y mucho menos una oferta aceptable. La realidad es que menos de una cuarta parte de las ventas a compradores externos se logran.

    Además, al prepararse para la venta, es necesario que el dueño concentre más energía en las cosas que aumentan el valor del negocio, por ejemplo, mantener la lealtad de los empleados, controlar los gastos o crear eficiencias de producción que hagan la compañía más atractiva para los compradores potenciales.

    Adquisición de la Participación Mayoritaria por Parte de la Gerencia:

    En una adquisición de la participación mayoritaria por parte de la gerencia, los compradores (que podrían incluir miembros de la familia, un miembro clave del equipo ejecutivo o un grupo de gerentes) conocen el negocio y les apasiona su crecimiento y éxito continuos. Ese es un beneficio clave. Por otro lado, muchas veces los compradores tienen fondos limitados por lo que es posible que el dueño del negocio reciba el monto de la venta a plazos. Esto puede ser problemático cuando un gran empleado resulta ser un mal empresario y los dueños tienen que retomar el control del negocio en un par de años luego de haber recibido solo una porción del precio de venta y con la posibilidad de que el negocio continúe en riesgo.

    No importa el camino que escojas, los dueños de negocios son más exitosos cuando conocen el valor real del negocio y lo utilizan para crear un plan de sucesión detallado. De esta manera, tienen mejores probabilidades de asegurar que mejoren los aspectos del negocio que aumentan su valor y que quienes estén a punto de tomar las riendas tengan los fondos para hacerlo.

    La información provista no ha sido escrita ni pretende ser asesoría fiscal o legal. MassMutual, sus empleados y representantes no están autorizados a proporcionar asesoramiento fiscal o legal. Se alienta a las personas a que consulten con su propio asesor fiscal o legal. Las personas involucradas en el proceso de planificación de herencias deben trabajar con un equipo de planificación de herencias, incluyendo sus propios asesores legales o fiscales.

    Close