Insights avanzada

    Equitativo no tiene que ser igualitario

    Equitativo no tiene que ser igualitario

    Todos hemos escuchado las historias de peleas por herencias y del bueno para nada que ha sido desheredado entre los ricos y famosos. Hollywood ha usado este tipo de tramas una y otra vez, creando un móvil para el villano o una historia sobre la justa búsqueda del bien. Esto es muy útil para el teatro e incluso mejor para escribir encabezados sensacionalistas de revistas. Pero para el resto de nosotros, es algo que realmente queremos evitar.

    En teoría, darles a tus hijos una porción igual de tu herencia es cuestión de simples matemáticas. Suma la cantidad de activos y divídela entre el número de hijos. Pero el problema para los propietarios de negocios es que el negocio, a menudo el activo más grande de la herencia, no tiene liquidez. No existe dinero en efectivo para dividirse. Y si el negocio va a pasar a la siguiente generación, específicamente a aquellos involucrados activamente en el negocio, ¿cómo compensas a los demás por lo que no recibirán mientras mantienes el negocio en marcha?

    Todo buen plan de herencias que involucra la propiedad de un negocio comienza con un plan de sucesión de la empresa. Un plan de sucesión detalla quién será el dueño del negocio, quién lo administrará y cómo continuará el negocio una vez que te hayas ido. La base del plan de sucesión y tu plan de herencias es el valor del negocio. Una vez que sabes el valor del negocio, puedes anticipar los impuestos sobre la herencia que tendrás que pagar, determinar el valor de propiedad para tu sucesor o sucesores, e identificar cualquier déficit entre los herederos que no estén involucrados en el negocio.

    Estabilización de la herencia

    Para los propietarios de negocios que se encuentren en esta situación (los que están pasando la propiedad de la compañía a uno o más hijos), una combinación de seguro de vida y distribución no igualitaria de activos no relacionados con el negocio puede ser una manera práctica de ayudar a lidiar con un déficit. Veamos el posible escenario:

    Roberto es un exitoso dueño de negocio con cuatro hijos. Dos de sus hijos, Tomás y Carolina, están activamente involucrados en el negocio, mientras los otros dos, Guillermo y Patricia, no lo están. El negocio de Roberto está valuado en $3,000,000 y tiene $1,000,000 en activos personales. Roberto compra una póliza de seguro de vida de $2,000,000 y nombra a Guillermo y Patricia como beneficiarios. Después de que Roberto fallece, Tomás y Carolina toman propiedad absoluta e igualitaria del negocio (un valor de $1,500,000 para cada uno), y Guillermo y Patricia comparten los beneficios por muerte de la póliza y los activos personales (un valor de $1,500,000 para cada uno).

    Otra posibilidad que el dueño del negocio puede considerar es establecer un fideicomiso irrevocable de seguro de vida (ILIT). Con la creación de un fideicomiso que es el dueño de la póliza de seguro de vida, los ingresos de la póliza (la cual sería pagadera al fideicomiso) no se considerarían como parte de la herencia y pasarían a los beneficiarios designados después de la muerte del dueño del negocio. En la situación anterior, si el ILIT fuera el dueño de la póliza de seguro, el valor total de la herencia quedaría en $4,000,000. Esto está muy por debajo de los límites de exclusión del impuesto sobre la herencia (según las pautas del Servicio de Impuestos Internos del 2014). Si la póliza de seguro de vida no se incluyera en el ILIT, se consideraría como parte de la herencia, y el valor total de la herencia sería de $6,000,000. Esto ocasionaría que el valor de la herencia excediera el límite de exclusión e incurriera en un impuesto sobre la herencia.

    Igualitario quizás no signifique equitativo

    Tal vez el dueño del negocio quiera asegurarse de que no solo se haga una distribución igualitaria de la herencia, sino también justa. Ten esto en cuenta: ya que el valor del negocio es siempre cambiante (esperemos que en trayectoria ascendente), ¿es el valor futuro de las acciones del negocio realmente el mismo que el valor en efectivo? ¿O tal vez el dueño quiere recompensar a los hijos que están activos en el negocio por su buen trabajo por el bien del negocio o invertir dinero en el negocio (por medio de los sucesores) para darles un impulso? Existen muchas opciones y factores que hay que evaluar.

    Cualquiera que sea tu elección, tus metas deben tener dos objetivos: 1) proteger el negocio y 2) asegurar la armonía familiar. Habla con tu Profesional Financiero acerca de las opciones que tienes disponibles para la distribución igualitaria y justa de tu herencia. Una vez que sepas el futuro de tu negocio y de cómo quieres que se trate a cada uno de los herederos, puedes crear un plan de sucesión y un plan de herencias que cubra tus necesidades.

    La información provista no ha sido escrita ni pretende ser asesoría fiscal o legal. MassMutual, sus empleados y representantes no están autorizados a proporcionar asesoramiento fiscal o legal. Se recomienda a las personas consultar con su propio asesor fiscal o legal. Las personas involucradas en el proceso de planificación de herencias deben trabajar con un equipo de planificación de herencias, incluyendo sus propios asesores legales o fiscales.

    Los productos de seguros son emitidos por Massachusetts Mutual Life Insurance Company (MassMutual) Springfield, MA 01111 y sus subsidiarias, C.M. Life Insurance Company y MML Bay State Life Insurance Company, Enfield, CT 06082.

    Close