Insights avanzada

    El Seguro de Vida: Un Bono Ejecutivo que No Se Acaba

    El Seguro de Vida: Un Bono Ejecutivo que No Se Acaba

    Metas Relacionadas:

    Has encontrado a la persona perfecta para una posición clave en tu negocio. Ahora, ¿qué paquete de compensaciones le vas a ofrecer para que no pueda rechazar tu oferta? Lo ideal sería uno que destaque claramente entre los demás, pero sin que sea demasiado costoso para ti. Un programa que merece la pena considerar es el Plan de Bonos Ejecutivos (o Plan de la sección 162).

    Cómo Funciona el Plan de Bonos Ejecutivos

    El Plan de Bonos Ejecutivos es una manera de atraer, retener y recompensar a empleados clave utilizando un seguro de vida. Así es cómo funciona: el empleador contrata una póliza de seguro de vida para un empleado clave. A veces es una póliza a término, lo que significa que la póliza es efectiva solo durante un periodo de tiempo establecido y no acumula valor en efectivo. Aunque, normalmente, es una póliza permanente (ya sea de vida completa o universal) que acumula valor con el tiempo.

    El empleado es el dueño de la póliza, determina a sus beneficiarios y controla los fondos de la misma. Para cubrir el costo de la póliza, el empleador le da periódicamente al empleado un bono por una cantidad igual o superior a la cantidad de la prima de dicha póliza. Así, el empleado tiene el dinero necesario para pagar las primas a la compañía aseguradora.

    Cuando el empleado alcanza la edad de jubilación (o antes, dependiendo de las condiciones del acuerdo), puede acceder al valor en efectivo1 de la póliza para tener un ingreso adicional, si lo desea. Si el empleado muere, el beneficio por muerte de la póliza será para su familia u otros beneficiarios establecidos en la misma.

    Establecerlo a tu Manera

    Lo bueno de un Plan de Bonos Ejecutivos es que se puede organizar de diferentes maneras, dependiendo de lo que sea mejor para tu compañía y de tus metas con respecto al empleado clave. Un Profesional Financiero puede darte más información sobre las distintas opciones, pero aquí tienes algunos ejemplos:

    • Recompensa al empleado clave por su lealtad: puedes establecer un acuerdo de adquisición de derechos, restringiendo el acceso del empleado al valor en efectivo de la póliza hasta una fecha predeterminada, o hasta su jubilación. Así, el plan se convierte en una especie de “esposas de oro”, diseñadas para mantener al empleado trabajando en tu compañía el mayor tiempo posible.
    • Une el plan al rendimiento: si el empleado no alcanza determinadas metas u objetivos, puedes reducir o retener la cantidad del bono.
    • Dale un“bono doble” al empleado: el bono que pagas al empleado se considera un ingreso imponible así que, si te sientes muy generoso, puedes darle un bono más alto para que cubra tanto la prima, como cualquier impuesto que tenga que pagar.

    Qué Ganas tú

    Como le estás dando al empleado un bono para cubrir las primas del seguro en lugar de pagarle tú directamente a la compañía aseguradora, la cantidad del bono se considera generalmente una “compensación razonable”. Por lo tanto, es deducible de impuestos, igual que cualquier otro bono en efectivo, pero lo que le estás dando al empleado tiene mucho más valor a largo plazo.

    El único inconveniente de un Plan de Bonos Ejecutivos basado en un seguro es que cuando el empleado deja la compañía, se lleva la póliza consigo. Por supuesto, ya no tendrás que pagar las primas, pero tampoco recuperarás nada del valor de la póliza que has estado pagando.

    Y, evidentemente, vale la pena recordar que el Plan de Bonos Ejecutivos no siempre va a ser la opción perfecta. En primer lugar, la persona a quien pretendes impresionar debe aceptar el seguro de vida.

    Agregarlo a tu Paquete de Compensaciones

    Captar y retener a un empleado clave puede significar dividendos importantes para tu negocio. Pero a distintos empleados les atraen diferentes tipos de recompensas, dependiendo de su situación personal y financiera. Un Plan de Bonos Ejecutivos de la sección 162 es una estrategia simple y flexible que puedes tener a la mano para el candidato adecuado.

    1 Las distribuciones de la póliza (incluidos los dividendos en efectivo y valores de rescate en efectivo, ya sean parciales o completos) no están sujetas a impuestos hasta la cantidad pagada en la póliza (costo base). Si la póliza es un Contrato de Seguro Dotal Modificado, los préstamos y las distribuciones de la póliza están sujetos a impuestos en la medida de las ganancias y están sujetos a una multa por impuestos del 10%. El acceso al valor en efectivo a través de préstamos o rescates parciales reducirá el valor en efectivo y el beneficio por muerte de la póliza, aumentará la posibilidad de que la póliza termine, y puede dar lugar a una obligación fiscal si la póliza termina antes de la muerte del asegurado.

    La información provista no ha sido escrita ni pretende ser asesoría fiscal o legal. MassMutual, sus empleados y representantes no están autorizados a proporcionar asesoramiento fiscal o legal. Se recomienda a las personas consultar con su propio asesor fiscal o legal.

    Los productos de seguros son emitidos por Massachusetts Mutual Life Insurance Company (MassMutual), Springfield, MA 01111 y sus subsidiarias, C.M. Life Insurance Co. y MML Bay State Life Insurance Co. Enfield, CT 06082.

    ¿Aún no estás Seguro de lo que Necesitas?

    Selecciona una Meta y te Ayudaremos a Lograrla

    Close