Comenzar

    El Plan de Sucesión

    El Plan de Sucesión

    Metas Relacionadas:

    Quizás sea difícil imaginarlo ahora pero, si lo piensas, es muy probable que el negocio que tanto trabajo te ha costado crear le pertenezca a alguien más en el futuro. Con el tiempo, entregarás voluntariamente las riendas del negocio a alguien antes de jubilarte o cuando te jubiles, o bien, lo harás involuntariamente como resultado de un evento inesperado. 

    Cómo Trazar la Ruta para Tu Pequeña Empresa

    Debido a estos cambios, es importante para los dueños de negocios tener un plan de sucesión. Te ayuda a especificar, por escrito, lo que ocurrirá con el negocio cuando tú ya no estés a cargo. ¿Se liquidará el negocio, se quedará tu familia con él, se lo pasarás a un empleado clave o se lo venderás a un tercero? Al crear un plan de sucesión ahora, puedes tomar las decisiones de lo que pasará con tu compañía en el futuro.

    Una cosa es cierta: el plan de sucesión es un tema muy complejo con muchos aspectos. No es un evento que ocurre una sola vez, sino un proceso continuo que comienza con tus metas y se desarrolla y mejora con el tiempo. Un plan de sucesión también es una ruta para ti, tu familia y tus empleados que ayuda a asegurar que no se tomen malas decisiones en caso de que tú no puedas administrar la compañía.

    ¿Qué Incluye un Plan de Sucesión?
    Igual que cualquier estrategia que ya tengas en tu negocio, un plan de sucesión sigue los mismos principios. Debe incluir el quién, el qué, el cuándo, el dónde, el por qué y el cómo. Tus asesores profesionales te proporcionarán asesoría completa sobre cómo establecer un plan de sucesión personalizado para ti y tu compañía. Todos los planes de sucesión deben incluir lo siguiente:

    - Tus metas
    - Tu(s) sucesor(es)
    - Funciones del dueñ
    - Funciones de la gerencia
    - Planes de transferencia
    - Financiación
    - Cronología

    Otras Consideraciones para el Futuro de tu Negocio

    Existen otras áreas que es necesario incluir en tu plan de sucesión. Por ejemplo, tendrás que indicar el valor real de la compañía. Si hay múltiples dueños o los habrá en el futuro, querrás especificar los porcentajes de participación de cada uno. Si un miembro de tu familia que trabaja en el negocio será tu sucesor, debes indicar qué ocurrirá con los demás miembros de la familia, como por ejemplo otros hijos que no tengan conocimientos del negocio. Otro asunto que debes considerar es cómo mantener en sus puestos a miembros del equipo administrativo que no son dueños para asegurar una transición sin contratiempos. También querrás incluir instrucciones relacionadas a los impuestos de la suma asegurada de la venta de tu negocio y detallar qué debe ocurrir con tu plan de herencias personal.

    Ser Oportuno Importa

    Independientemente de qué forma tome tu plan de sucesión, su éxito con frecuencia dependerá de establecerlo a tiempo. Mientras más pronto puedas comenzar a planear la transición que finalmente ocurrirá, mayor flexibilidad tendrás al hacer ajustes en el futuro porque, seamos realistas, lo único que está garantizado es que habrá cambios.

    Close