Comenzar

    ¿Cuánto Tiempo Tienes?

    ¿Cuánto Tiempo Tienes?

    Metas Relacionadas:

    Cuando se trata de planificar la sucesión de tu negocio, el tiempo puede ser tu amigo o tu adversario, ya que la planificación de la sucesión es un proceso, no un evento único. Mientras más temprano comiences (incluso aunque la jubilación pueda estar muy lejos), más tiempo tendrás para aprovechar las oportunidades y adaptarte a cualquier contratiempo.

    Tus Profesionales Financieros pueden ayudar a guiarte por el proceso y a destacar consideraciones importantes que necesitarás saber cuando estés creando un plan específico para ti y tu compañía. La siguiente información te dará una idea de algunas de esas consideraciones y del impacto que tendrán los periodos de tiempo disponibles.

    En 20 Años

    Veinte años antes de la jubilación es a menudo el momento ideal para empezar a planificar tu sucesión. Puede parecer mucho tiempo, pero si piensas en ello, no es tanto. Es el tiempo suficiente no solo para identificar a tu sucesor, sino también para prepararlo para el trabajo, ya que tendrá que trabajar en cada uno de tus departamentos u operaciones, y va a necesitar todo ese tiempo para pulir sus habilidades técnicas, administrativas y de liderazgo.

    Tampoco debemos olvidar la parte más importante: tu sucesor necesitará al menos 20 años ¡para reunir el dinero necesario para comprarte la compañía!

    Pero, ciertamente no puedes enfocarte solo en el sucesor. Vas a necesitar ese tiempo para desarrollar de manera simultánea un sólido equipo gerencial que te apoye a ti ahora, y a tu sucesor en el futuro. Ellos también van a necesitar tiempo para desarrollar sus habilidades.

    Si un acuerdo de compraventa es parte de tu plan de sucesión, el seguro de vida es una manera común de financiarlo. Mientras más jóvenes sean tus socios y tú cuando soliciten las pólizas, generalmente más bajas serán las primas. Si la póliza que eliges para financiar el acuerdo es una póliza de vida completa con valor en efectivo1, ese dinero se podría usar para la compra de una empresa o para complementar la jubilación.

    En 10 Años

    Si apenas vas a comenzar a crear tu plan de sucesión, diez años antes de la fecha planeada para tu jubilación, tenemos buenas noticias: casi todo lo que puedes lograr en 20 años puedes conseguirlo en 10. Sin embargo, puede costarte más y tendrás menos margen de error.

    Puede ser más costoso puesto que tú, tus socios y tus empleados clave tienen hoy 10 años más y, por tanto, las primas para cualquier medio de financiación con un seguro de vida que forme parte de tu plan serán más altas. Esto incluye el seguro de vida que compres personalmente para ti (para tus planes de herencia) y el seguro que compres como parte de los planes de continuación de tu negocio (compraventa, compensación diferida, bonos ejecutivos). Si las pólizas de seguro de vida que se usaron para estos propósitos incluyen valor en efectivo, este tendrá mucho menos tiempo para acumularse. Por lo tanto, tal vez tengas que encontrar otra manera de cubrir la diferencia, algo que también puede ser más costoso.

    Tendrás menos margen de error cuando se trate de preparar a tu sucesor, reunir un equipo gerencial y preparar a la compañía para la transición. Y como el sucesor que elegiste solo tendrá 10 años para acumular los fondos necesarios para comprar la compañía, tal vez tengas que aceptar un pago inicial y pagos parciales. Esto es lo que necesitas tener muy claro: si el sucesor no está a la altura y el negocio peligra, tal vez te veas obligado a volver a la compañía para poder rescatarla, y también a tu plan de jubilación.

    En Cinco Años o Menos

    Tal vez no puedas desarrollar y ejecutar un plan de sucesión tan detallado como quisieras si solo tienes cinco años o menos para prepararte. Identifica a tu sucesor e introdúcelo de lleno en el negocio, preséntalo a tus clientes y transmítele tus conocimientos. Reúne a tu equipo de gerentes y obtén su compromiso de que se mantendrán a bordo (esto podría ser costoso). Establece tu acuerdo de compraventa y pon en marcha la financiación. Y, por último, cruza los dedos.

    Los planes de sucesión se componen de muchas partes variables. Cada parte necesita revisiones regulares y ajustes continuos; y cada parte tiene que estar en sintonía con todas las demás. ¿Podrás crear un plan de este tipo? El tiempo lo dirá.

    1 El acceso a los valores en efectivo a través de préstamos o rescates parciales puede reducir el valor en efectivo y el beneficio por muerte de la póliza, aumentar la posibilidad de que la póliza caduque, y puede dar lugar a una obligación fiscal si la póliza termina antes de la muerte del asegurado.

    La información provista no ha sido escrita ni pretende ser asesoría fiscal o legal. MassMutual, sus empleados y representantes no están autorizados a proporcionar asesoramiento fiscal o legal. Se recomienda a las personas consultar con su propio asesor fiscal o legal.

    Los productos de seguros son emitidos por Massachusetts Mutual Life Insurance Company (MassMutual), Springfield, MA 01111 y sus subsidiarias, C.M. Life Insurance Co. y MML Bay State Life Insurance Co., Enfield, CT 06082.

    ¿Aún no estás Seguro de lo que Necesitas?

    Selecciona una Meta y te Ayudaremos a Lograrla

    Close