Insights avanzada

    Cómo crear un consejo asesor

    Cómo crear un consejo asesor

    Metas Relacionadas:

    Si eres administrador de un pequeño negocio, eres tú quien manda y probablemente eres bastante bueno en tu trabajo. Pero recibir consejos para tu negocio de personas que no están involucradas en sus operaciones diarias o que cuentan con conocimientos especializados puede ser extremadamente valioso. Por eso, muchos pequeños negocios cuentan con un consejo asesor.

    Ayuda con las decisiones financieras y de negocios

    Un consejo asesor es un grupo de personas, quizás solo dos o tres si tu negocio es muy pequeño, que se reúnen periódicamente para sondear ideas o discutir los problemas que estás teniendo, y darte consejos sobre tus decisiones financieras y de negocios. Es menos formal que la junta de directores que quizás tenga una compañía grande. Y a diferencia de una junta de directores, un consejo asesor (o junta asesora, como la llamarían algunos) no tiene ningún control real sobre tu negocio.

    Entonces, ¿por qué establecer un consejo asesor en lugar de solo reunirte para almorzar con un colega de vez en cuando, o tener conversaciones con tu abogado o tu contador? Porque reunir al grupo regularmente te da un panorama completo de tu negocio de una sola vez. Permite que personas con perspectivas y conocimientos distintos discutan ideas entre sí, y ofrezcan opiniones discrepantes.

    Un consejo también te obliga (de buena manera) a ser más metódico en la forma de analizar tus decisiones de negocios, tus desafíos y tu trayectoria. Pon por escrito las expectativas que tienes para los miembros del consejo asesor, programa reuniones regularmente (por lo general, mensual o trimestralmente) y sigue el plan.

    Reúne a tu equipo de ensueño

    ¿Quiénes formarían parte de tu consejo asesor de ensueño? Querrás incluir personas cuyos consejos e ideas respetes, que entiendan bien tu negocio (o al menos tu campo) y que quieran que seas exitoso. Comienza con cualquiera que ya hayas llamado para pedirle ayuda para tu negocio, no importa si lo has contratado o si lo hizo gratuitamente: tu contador, tu abogado o quizás un mentor cuya opinión respetes.

    Luego, expande tus horizontes. Quizás hay un experto de la industria cuyos artículos has leído, o un dueño de negocio o ejecutivo que se ha jubilado recientemente y tiene toda una vida de experiencia profesional en tu campo. Quizás un proveedor o hasta un cliente pueda darte opiniones valiosas. También los inversionistas o accionistas, si los tienes, pueden ser elecciones inteligentes para tu consejo asesor.

    Haz que valga la pena para ellos

    Para muchos miembros del consejo asesor, el hecho de pertenecer al consejo es en sí una recompensa. Es una oportunidad para establecer relaciones, aprender, socializar y ser parte del éxito de una empresa sin poner mucho en riesgo. Además, ¿a quién no le gusta dar consejos?

    Habiendo dicho esto, podría ser costumbre compensar formalmente de alguna manera a los miembros del consejo asesor. Muchos dueños de negocio ofrecen a los miembros de su consejo asesor un pago en efectivo, ya sea por todo el año o por cada reunión, y se dan cuenta que esto ayuda a que los miembros se tomen en serio el compromiso.

    Incluye un mariscal de campo en tu consejo

    También quizás quieras considerar invitar a tu Profesional Financiero independiente a formar parte del consejo asesor como voluntario. Dado que un Profesional Financiero está enfocado en el panorama completo de las circunstancias financieras de tu negocio (y probablemente, de tus finanzas personales también), puede ser un miembro ideal para tu consejo. El asesor podría ayudar a facilitar la discusión y a dar seguimiento a los asuntos que requieran acción.

    El Profesional Financiero también podría ser efectivo (y objetivo) al sondear las ideas de los distintos miembros, y ayudar a asegurar que se mantengan abiertas las vías de comunicación, antes, durante y después de que se reúna el consejo.

    No lo hagas solo

    Incluso los empresarios más autosuficientes pueden beneficiarse de un pequeño consejo y quizás de hasta unas palabras de ánimo de vez en cuando. Un consejo asesor cuidadosamente formado puede ayudar a llevar tu negocio al siguiente nivel.

    Close