Tomar el próximo paso

    Aumenta el Valor de Tu Negocio Antes de Venderlo

    Aumenta el Valor de Tu Negocio Antes de Venderlo

    Metas Relacionadas:

    Te has entregado en cuerpo y alma a tu negocio. Así que, cuando llegue el momento de vender, querrás asegurarte de obtener el mayor valor posible por todo el trabajo realizado.

    Es esencial que el comprador potencial se sienta cómodo durante el proceso de transición para que confíe en el éxito futuro de la compañía. El comprador también quiere saber que puede tomar las riendas sin enfrentar muchos problemas en su primer día. En otras palabras, quiere saber que el negocio puede continuar por sí solo. Si te enfocas solo en algunas áreas antes de vender, podrías incrementar el valor de tu negocio y a la vez darle al nuevo dueño la mejor oportunidad de ser exitoso. Incluso si no estás considerando vender ahora, es buena idea poner tu negocio en forma para el futuro.

    Desarrolla un Plan Estratégico a Largo Plazo

    Los posibles compradores necesitan ver que hay potencial de crecimiento futuro para el negocio. Crea un plan estratégico a largo plazo que les muestre tu visión de la compañía, su crecimiento potencial y cómo piensas implementar ese plan. Es posible que el nuevo dueño ignore por completo tu plan de negocios una vez tome tu lugar, pero tenerlo puede ser invaluable.

    Una gran parte de este plan a largo plazo debe tocar el tema del flujo de efectivo. Mientras más dinero genere tu negocio, mayor será el valor percibido de tu compañía. Para aumentar el flujo de efectivo que entra a la compañía, busca nuevas fuentes de ingresos (los clientes actuales siempre son un buen lugar para comenzar) e identifica maneras de disminuir deudas y obligaciones, y de reducir ineficiencias y gastos excesivos. Desarrolla la confianza del posible comprador de la misma manera que desarrollaste tu negocio: con ingresos constantes y uniformes basados en un plan de negocios sólido para un crecimiento constante y manejable.

    Ten en cuenta que el nuevo dueño probablemente comprará tu compañía con un préstamo y necesitará tener un flujo de efectivo saludable desde el primer día para comenzar a pagarlo. Un flujo de efectivo fuerte podría hacer tu negocio más atractivo para los posibles compradores.

    Mantén Tu Negocio Bien Organizado

    Los posibles compradores no quieren pasar mucho tiempo preocupándose por las operaciones diarias. Quieren una máquina bien lubricada. Mientras más estables sean las operaciones de tu negocio, más cómodos se sentirán ellos con la compra y más te podrían pagar.

    Aumenta el valor de tu negocio manteniendo una operación bien organizada. Crea estándares y documenta los procesos. Mantén al día los registros financieros. Administra y dale seguimiento a los sistemas y procedimientos. Y asegúrate que tus empleados sigan cada paso.

    Uno de los aspectos operacionales donde podrías esforzarte más es el servicio al cliente. Tus clientes son el alma de tu compañía y tu comprador lo sabe. Necesitará tener la confianza de que los clientes no empezarán a irse desde el primer día. Tomar las medidas para asegurar que tus clientes tengan el apoyo necesario en sus acuerdos de servicio, programas de lealtad y otros medios, y ayudar a asegurar que los clientes se queden aun cuando tú te hayas ido, puede tener un valor incalculable para cualquier comprador.

    Desde las consultas con los clientes hasta las revisiones de inventario y los esfuerzos mensuales de mercadeo, organiza tus operaciones para que el nuevo dueño pueda tomar las riendas con la menor cantidad de contratiempos posible.

    Desarrolla un Equipo Administrativo Sólido

    Sabes cómo sacar adelante un negocio, pero no puedes ser el único que sabe cómo hacerlo. Es importante transferir información esencial a los gerentes y a miembros clave del personal para que ellos puedan continuar con el negocio cuando entregues las llaves.

    Pero desarrollar un equipo administrativo sólido y experimentado es solo el comienzo. Un comprador necesita saber que el caudal de conocimiento de los miembros más importantes de su equipo (el cual es un producto importante en sí mismo) no se irá después de la compra. Muchos factores influyen en la capacidad de una compañía para retener a sus empleados clave, entre ellos, la cultura, las oportunidades y la remuneración.

    Crear un programa de beneficios atractivo como parte del paquete de remuneración es una gran manera de ayudar a asegurar que tus empleados clave se queden en la empresa durante la transición. También le proporciona al nuevo dueño una herramienta para que se queden en sus puestos por largo tiempo. La disponibilidad de productos voluntarios o pagados por el empleador, como por ejemplo seguros de vida o seguros de ingresos por discapacidad, son beneficios apreciados que muchos empleados no querrán perder. Además, los programas de incentivos como las remuneraciones diferidas o bonificaciones para ejecutivos usando el seguro de vida son un incentivo a tu disposición.

    ¿Qué te dice tu intuición? Si con frecuencia piensas: “Este lugar no podría continuar sin mí”, es probable que la cantidad que el comprador está dispuesto a pagar por tu negocio sea un reflejo de esto.

    Mereces Recibir el Valor Más Alto por Tu Negocio

    Ahora que te preparas para vender tu negocio, tomar medidas sencillas puede darte buenos dividendos más adelante, específicamente, un precio de venta mayor. Sin embargo, mejoras como estas no ocurren de la noche a la mañana. Es un proceso continuo. Aunque aún falten años o décadas para la fecha de la venta, es importante que la estandarización sea una práctica común.

    Simplifica tus documentos y sistemas. Mantén al día los registros financieros. Aléjate de las labores diarias estableciendo un equipo administrativo sólido o un consejo asesor que conozca muy bien tu negocio.

    Quizás también querrás considerar comunicarte con un Profesional Financiero para recibir ayuda personalizada y orientación. Ellos pueden ayudarte a desarrollar un plan de sucesión y a implementar programas para retener y remunerar a empleados clave en la transición a los nuevos dueños.

    No importa si mides el éxito en dólares y centavos o en sudor y lágrimas, asegúrate de aprovechar al máximo tu tiempo y tus esfuerzos cuando llegue el momento de vender tu negocio.

    Close