Seguro de vida: 3 ventajas tributarias

    Seguro de vida: 3 ventajas tributarias

    Por Allen Wastler

    La mayoría de las personas probablemente no consideran sus pólizas de seguro de vida cuando llega el momento de preparar la declaración de impuestos. Quizás deberían hacerlo.

    El seguro de vida, especialmente el seguro de vida completa, puede ayudar a que tú y tus beneficiarios no tengan que hacer un considerable pago al fisco.

    Las ventajas que describimos aquí se refieren principalmente a las pólizas de seguro de vida completa. Es posible que otros tipos de seguro también tengan algunas de estas características... pero eso no es un hecho (conoce más acerca de los diferentes tipos de seguro de vida).

    1. El beneficio por muerte por lo general se paga libre de impuestos.

    Esa es una clara ventaja para tus beneficiarios. Los pagos por las pólizas de seguro de vida pueden ser por sumas bastante considerables y evitar hacer un alto pago fiscal puede ser de gran importancia. En comparación, el gobierno típicamente cobra impuestos de las ganancias procedentes de la mayoría de los planes de jubilación cuando los beneficiarios los cobran.

    Existen ocasiones en donde los impuestos federales y estatales sobre la herencia pueden tener efecto sobre las ganancias del pago de un seguro de vida, dependiendo de algunas circunstancias en particular. Si tu póliza de seguro de vida forma parte de un considerable patrimonio, hablar con un profesional financiero puede valer la pena.

    2. El valor total en efectivo se acumula con impuestos diferidos.

    El seguro de vida completa acumula valor en efectivo con el paso del tiempo a medida que haces tu pago de las primas. Este dinero crece sin que el IRS tome una parte y este valor se puede convertir en un importante ahorro para tu futuro.

    3. Puedes retirar el valor en efectivo de la póliza con ventajas fiscales.

    El dinero que se toma prestado del valor en efectivo de una póliza de seguro de vida no está sujeto a impuestos hasta el “costo base”, que es la cantidad que se paga a la póliza a través de las primas.

    Para entender esto mejor, veamos el caso hipotético de “Esteban”, quien compró una póliza de seguro de vida completa en 1980.

    Existe un par de formas en que Esteban puede tener acceso al valor en efectivo de su póliza durante su jubilación:

    Primero, si él tiene un costo base de $132,840 en su póliza (el total de primas que pagó), puede tomar el valor parcial de rescate en efectivo de su póliza hasta esa cantidad, libre de impuestos.

    Además, Esteban tiene la opción de tomar prestado sobre el valor en efectivo de la póliza en cualquier momento. La cantidad que tome prestada no se considera un ingreso gravable, incluso si excede su costo base.

    Sin embargo, hay que tener cuidado. Cierta clase de pólizas (en inglés) reciben un tratamiento tributario menos favorable cuando se hacen préstamos y distribuciones como las descritas anteriormente, y pueden estar sujetas a una multa fiscal.

    Recuerda también que retirar cantidades en efectivo de tu póliza de seguro de vida reduce su valor y beneficio por muerte y aumenta las posibilidades de que tu póliza caduque. Y si una póliza caduca con un saldo pendiente de un préstamo que sobrepase el costo base, está sujeta a impuestos.

    Una vez más, si estás pensando en hacer una distribución, valdría la pena revisar con un profesional financiero tu situación en particular.

    Para más información acerca de cómo funciona el seguro de vida completa y cómo acumula su valor en efectivo, consulta esta presentación (en inglés).

    La información provista no ha sido escrita ni pretende ser una asesoría fiscal ni legal. MassMutual, sus empleados y representantes no están autorizados a proporcionar asesoramiento fiscal o legal. Se recomienda a las personas consultar con su propio asesor fiscal o legal.

    Close