Comenzar

    Razones para Trabajar con un Profesional Financiero

    Razones para Trabajar con un Profesional Financiero

    Metas Relacionadas:

    No lo Hagas tú Solo. Por qué Debes Trabajar con un Profesional Financiero

    Si estás buscando mejorar tu situación financiera, ya sea que eso signifique ahorrar más ahora, invertir más para el futuro o lograr mayor flexibilidad en el proceso, tienes varias opciones.

    Puedes hacerlo tú mismo, navegando por las complejidades de las inversiones y seguros por ti mismo. Puedes pedirle ayuda a un amigo o familiar (posiblemente el que siempre ha sido “bueno con el dinero”). O puedes trabajar con un Profesional Financiero, un profesional capacitado en quien puedas confiar para darte consejos específicos acerca de tu situación en particular. Trabajar con un Profesional Financiero es una muy buena opción por todas las razones siguientes.

    Filtrar el Exceso de Información

    No tienes que ir muy lejos para encontrar información financiera. Solo tienes que encender la TV o abrir tu navegador de Internet para escuchar a los comentaristas de los medios hablar sobre presupuestos. Verás a especialistas financieros evaluar las acciones en bolsa de las que todos están hablando. Leerás artículos detallados en los blogs acerca de los pros y contras del seguro de vida.

    Este es el problema: no existe una solución que sirva para todos. Lo que sirve para algunos podría no servir para otros. Así que, a menos que los consejos estén personalizados, no te servirán de mucho (y a veces pueden ser muy confusos).

    Un Profesional Financiero te ayudará a filtrar toda la información, a bloquear la que no te sirva y después te ofrecerá orientación personalizada para tus finanzas, tu familia y tus metas.

    Conocer Todo sobre ti

    Para ayudarte a diseñar tu plan financiero, lo primero que hará un Profesional Financiero es conocerte a fondo. Existen muchos factores a considerar, desde tu edad y salud, hasta tu trabajo y vida familiar. Desde deudas e impuestos, hasta ahorros e inversiones. Desde tus metas y sueños, hasta lo que no te deja dormir por la noche. Todo está relacionado. Solamente entonces podrá un Profesional Financiero ayudarte a desarrollar una estrategia integral y personalizada. Después de todo, una buena estrategia financiera considera todo.

    Aprovechar la Experiencia Profesional

    La mayoría de las personas no tienen el tiempo suficiente durante el día para lavar la ropa, ni mucho menos para prestar la atención necesaria a todas las decisiones financieras que hay que tomar. Por eso la palabra “profesional” es tan importante aquí.

    El trabajo de un Profesional Financiero es estar al día en temas financieros (y no solo leyendo los diarios). Los Profesionales Financieros asisten frecuentemente a cursos de capacitación y seminarios. Aprenden acerca de los cambios en las leyes regulatorias estatales y federales. Se mantienen actualizados con los productos y ofertas más recientes (que cambian casi todos los días). Si surge una nueva oportunidad, un buen Profesional Financiero lo sabrá (y más importante aún, sabrá si puede ayudarte).

    Pensar a Largo Plazo

    Trabajar con un Profesional Financiero es una relación a largo plazo basada en confianza, comprensión y paciencia. Recuerda: ahorrar toma su tiempo (esta visión a largo plazo es una de las razones por las que tiene sentido tener una estrategia de inversión estable). Saber que tienes un socio a tu lado en todo momento es una gran ventaja. Tu Profesional Financiero siempre está buscando soluciones financieras que se adapten a tu situación actual, a la vez que controla tu riesgo. Así, cuando la vida cambie, tu Profesional Financiero estará listo para ayudarte a tomar la decisión financiera adecuada para cambiar con ella.

    Por el contrario, los consejos que puedes encontrar en Internet tienden a ser reaccionarios y con poca visión de futuro. Las últimas tendencias suben a los primeros lugares, solo para ser rápidamente reemplazadas por algo más. Mientras tanto, las personalidades en línea o TV normalmente tienen también otras intenciones, ya sea aumentar los índices de audiencia o vender sus libros más recientes.

    Ya que la relación con cada cliente es diferente, tu Profesional Financiero trabajará muy de cerca contigo, con reuniones por lo menos una vez al año para reevaluar las metas y manteniéndose en contacto por teléfono o correo electrónico para asegurar que sigues el plan previsto.

    Tú No Eres un Profesional Financiero (y No Tienes que Serlo)

    Lo más probable es que no tengas un título en finanzas o economía, ni una certificación o acreditación profesional en servicios financieros. No pasa nada.

    Por supuesto que la mayoría de las personas no son Profesionales Financieros. Pero los que sí lo son, no solamente tienen las cualificaciones y certificaciones apropiadas, sino que además tienen tus metas financieras en mente. Cuando trabajes con un Profesional Financiero, tendrás un experto a tu lado, alguien que entiende tus necesidades financieras y tu situación familiar, y cómo diseñar una solución para las dos. Eso es algo muy bueno.

    ¿Aún no estás Seguro de lo que Necesitas?

    Selecciona una Meta y te Ayudaremos a Lograrla

    Close