Comenzar

    Qué Debes Saber sobre el Seguro de Vida

    Qué Debes Saber sobre el Seguro de Vida

    Metas Relacionadas:

    Las Nueve Preguntas Indispensables sobre el Seguro de Vida

    Si aún no has comprado una póliza de seguro de vida, es muy probable que le hayas estado dando vueltas en la cabeza a la idea, junto a todas esas otras tareas en la lista de “luego lo hago”. Tal vez ya has empezado a platicar de ello con tus amigos, o has echado un vistazo en línea para ver qué opciones hay.

    Comprar una póliza es una decisión importante y merece mucha reflexión. Existen varias preguntas importantes que debes hacerte.

    1. ¿Por qué necesito un seguro de vida?

    Dicho de otra manera: ¿cuál será el propósito principal de tu póliza? La respuesta a esta pregunta normalmente es múltiple y depende de si estás casado y si tienes hijos. Estas son algunas de las razones más comunes por las que la gente compra la protección del beneficio por muerte del seguro de vida:

    • Proteger el ingreso de la familia
    • Dejar un legado a hijos o nietos
    • Hacer un regalo a hijos o nietos
    • Donar a una beneficencia
    • Pagar los gastos funerarios
    • Terminar de pagar la hipoteca u otra deuda importante
    • Pagar la educación universitaria de un hijo
    • Planificar para una situación de necesidades especiales

    Tu respuesta a esta pregunta influenciará el valor de la póliza que necesitarás, así como la respuesta a muchas de las preguntas restantes.

    2. ¿Cuánta cobertura necesito?

    Esta es otra respuesta potencialmente compleja que en cierta manera dictará tus opciones. Piénsalo de esta manera: si falleces, cuánto dinero necesitará tu familia para cumplir con las obligaciones inmediatas (gastos médicos que no estén cubiertos, costos funerarios, costos de liquidación de herencia, deudas pendientes), y después agrega cualquier ingreso regular necesario para seguir manteniendo su nivel de vida y flujo de dinero.

    Una de las maneras más sencillas de calcular la cantidad de seguro de vida que necesitas es usar una calculadora en línea. Se te pedirá que tomes en cuenta tu sueldo y ahorros actuales, el total de tus gastos finales, más algunos otros factores, como la inflación. Pero tal vez también quieras tomar en cuenta las contribuciones no monetarias como el cuidado de niños o la limpieza de la casa, que necesitan añadirse en caso de que faltes.

    3. ¿Qué tipo de seguro de vida debo comprar?

    “A término” y “permanente” son las dos categorías principales del seguro de vida, y cada una tiene sus ventajas. Una póliza a término ofrece protección por un periodo de tiempo específico, y un beneficio por muerte para tus familiares sobrevivientes. Una póliza permanente es de por vida y ofrece un beneficio por muerte mientras pagues la prima, pero también puede incluir un valor en efectivo al que se puede acceder1 durante la vida del asegurado.

    Si bien una póliza permanente suele ser más costosa, puede ser la opción más inteligente a largo plazo. Algo más a tomar en cuenta: la función de tu seguro de vida puede cambiar con el tiempo, así que tal vez quieras considerar una combinación de ambos tipos de protección.

    4. ¿Por cuánto tiempo necesitaré la póliza?

    Tal vez esta sea la más difícil de las preguntas indispensables. Como nadie sabe cuándo va a morir, esa es una buena razón para por lo menos considerar una póliza permanente. Aunque muchos solo piensan en el seguro de vida como un medio para reemplazar el ingreso perdido si mueren durante sus años laborales, la cobertura durante la jubilación puede ser importante para la familia que te sobreviva.

    Dejando a un lado la expectativa de vida y la jubilación, si estás comprando una póliza de seguro de vida para proteger un interés específico (como un préstamo comercial o uno hipotecario), tal vez también tengas que pensar en la duración potencial de esa necesidad al considerar tus opciones.

    5. ¿Por cuánto tiempo quiero pagar primas?

    Pagar el seguro de vida durante la jubilación tal vez no sea una perspectiva muy atractiva. Aunque los pagos de la póliza a término terminan si decides no renovar tu cobertura después de 10 o 20 años, muchos productos de seguro de vida permanente también ofrecen periodos de pago más cortos. En cuanto se pague la póliza en su totalidad, no tendrás que pagar ninguna prima más. Así que asegúrate de explorar tus opciones.

    6. ¿Necesitaré flexibilidad para mis primas?

    Muchas pólizas de seguro de vida requieren pagos mensuales, trimestrales, semianuales o anuales y, si ganas un sueldo estable, no deberías tener ningún problema. Pero si eres dueño de un negocio o trabajas por comisión, puede ser útil tener la flexibilidad de pagar tus primas dependiendo de tus niveles variables de flujo de efectivo. Algunas pólizas te permiten pagar una parte mayor de tu prima cuando más te convenga, siempre y cuando pagues lo suficiente para cubrir los cargos mensuales del seguro según tu contrato. Asegúrate de considerar una póliza que tenga una estructura de pagos que funcione para ti.

    7. ¿Necesitaré algún tipo adicional de flexibilidad?

    Es difícil predecir los cambios en tus necesidades financieras, pero recuerda que la vida es impredecible. Planifica de acuerdo a esto y considera una póliza de seguro de vida que te dé flexibilidad. Por ejemplo, el valor en efectivo de una póliza de vida completa se puede usar para otros fines distintos al del propósito original del seguro1. Además, muchas pólizas a término pueden convertirse con el tiempo en pólizas permanentes, y algunas ofrecen la opción2 de aumentar el seguro sin un examen médico.

    8. ¿Necesitaré valor en efectivo?

    La buena noticia es que muchas personas que compran una póliza a término terminan no usándola. (La vida es buena). La mala noticia es que se quedan sin nada cuando la póliza expira.

    Por el contrario, muchas pólizas de seguro de vida permanente te permiten pedir prestado contra tu valor en efectivo en vida, o te dan la opción de terminar la póliza y tomar el valor de rescate en efectivo si ya no necesitas la cobertura del seguro. El valor en efectivo puede complementar tu ingreso de jubilación, ayudarte a financiar la educación de tus hijos, o simplemente estar disponible para alguna emergencia. La elección es tuya, pero ten en cuenta que al retirar dinero en efectivo de tu póliza se reducirá tu cobertura1.

    9. ¿Quién está protegiendo a mi familia?

    Una póliza de seguro de vida es un compromiso a largo plazo, por lo que es importante trabajar con una compañía en la que puedas confiar. Por eso, debes buscar bien antes de tomar una decisión. Una buena manera de comparar compañías es ver sus calificaciones de solidez financiera.

    Contestar las preguntas en este artículo es el primer paso para asegurarte de que obtienes una póliza de seguro que se adapte a tus necesidades. Por supuesto, después de pensar realmente en el seguro de vida y en cómo puede ayudar a tu familia, es probable que tengas otras preguntas. El siguiente paso es hablar con un Profesional Financiero que puede ayudarte a contestar esas preguntas adicionales y discutir tus opciones.

    1 El acceso al valor en efectivo a través de préstamos o rescates parciales reducirá el valor en efectivo y el beneficio por muerte de la póliza, aumentará la posibilidad de que la póliza caduque, y puede dar lugar a una obligación tributaria si la póliza termina antes de la muerte del asegurado.

    Las opciones o cláusulas adicionales que se agregan a una póliza están generalmente disponibles por un costo adicional.

    Los productos de seguros son emitidos por Massachusetts Mutual Life Insurance Company (MassMutual), Springfield, MA 01111 y sus subsidiarias, C.M. Life Insurance Co. y MML Bay State Life Insurance Co., Enfield, CT 06082.

    ¿Aún no estás Seguro de lo que Necesitas?

    Selecciona una Meta y te Ayudaremos a Lograrla

    Close