Comenzar

    Planificar para la Universidad de Principio a Fin

    Planificar para la Universidad de Principio a Fin

    Metas Relacionadas:

    Comienza desde el baby shower… los comentarios acerca del costo de la universidad pueden abrumar a los nuevos padres. Entre el insomnio y los drásticos cambios de la vida, es fácil pasar por alto la planeación para la universidad. Los pañales, la leche de fórmula y el cuidado del niño son prioridades costosas. Para las mamás o papás que se quedan en casa al cuidado del hogar aparecen nuevos desafíos, en tanto que la familia se ajusta a un solo ingreso.

    Aún así, muchos padres reconocen que una educación superior es de vital importancia. Con los costos para la universidad subiendo, más y más adultos jóvenes se están graduando con una deuda significativa o simplemente están abandonando la educación superior.

    Cada familia debe determinar qué funciona mejor para ella cuando se trata de ahorrar para la universidad, ya que se sabe que incluso pequeñas contribuciones y ahorros continuos pueden hacer la diferencia. Dependiendo del plan, los fondos pueden aumentar con el tiempo y lo que pudiera parecer insignificante el día de hoy podría tener un gran impacto el día de mañana. Hay varias maneras diferentes para ahorrar. Educándote tú mismo en las opciones, puedes decidir lo que funciona mejor para tu familia en el corto plazo y lo que te puede dar una ventaja financiera a largo plazo.

    Planes de Ahorros 529

    Diseñados para el ahorro para la universidad, estos planes por lo general los manejan los estados o instituciones educativas. Un plan 529 puede abrirse en cualquier momento y mantenerse hasta que se necesite. Puedes abrir un plan 529 en cualquier estado, dependiendo de los requisitos, pero los fondos deben usarse para gastos de educación que califiquen, si no, existe una multa por impuestos al retirar fondos. El gran beneficio potencial es que los ahorros aumentan con un pago de impuestos diferido, y cuando sea necesario, los fondos se pueden retirar libres de impuestos siempre y cuando se utilicen para pagar gastos de educación que califiquen. Un plan 529 es propiedad del comprador a beneficio del beneficiario. Si ese beneficiario al final decide no ir a la escuela, se puede elegir a otro beneficiario.

    Es importante saber que hay dos tipos generales de planes 529, planes de ahorros para la universidad y planes de costos de matrícula prepagados. Investiga en qué consiste cada uno y luego decide cuál se podría ajustar mejor a tu familia.

    Estrategias de Ahorro

    Ahorrar para la universidad es un acto desinteresado. Comienza analizando tus hábitos de gasto e identificando en dónde puedes hacer recortes. Usa un buen criterio para tus gastos y distribuye los fondos de otra manera. Amamos a nuestros hijos y queremos apoyar sus sueños e intereses pero estar al tanto de gastos extracurriculares podría permitir el apartar más contribuciones. Muchos planes 529 tienen un límite de aportación mínimo por ejemplo de $50. Al comenzar con poco y aportar automáticamente cada mes puedes comenzar a construir ahorros para la universidad dentro de tu presupuesto.

    Las buenas noticias acerca de los costos de la guardería es que el gasto puede disminuir en cuanto el bebé se convierte en un niño y después va a la escuela primaria. Aunque es tentador echar mano de esos fondos para necesidades actuales, considera añadir tu reciente “aumento” a los ahorros para la universidad de tu hijo.

    Si tienes la suerte de recibir bonos anuales u otra fuente inesperada de ingresos, como una declaración federal de impuestos sobre ingresos, separa una parte y destínala a tu plan 529 para incrementar la inversión. Es importante analizar con regularidad cómo estás dividiendo tu presupuesto de ahorros en tu cartera de inversiones.

    Si eliges una cantidad de dinero mensual y te apegas a ella, las calculadoras de ahorros pueden ayudarte a calcular cuáles deberían ser tus ahorros. Por ejemplo, si comienzas un plan 529 con $1,000 y aportas $100 al mes durante 18 años, tus aportaciones sumarán hasta $22,600, asumiendo que no creciera la tasa de rendimiento. Utiliza nuestra calculadora de plan 529 y pon a prueba algunos valores de aportación y los resultados.

    Amigos y Familiares

    Los planes 529 ofrecen maneras sencillas para que la familia y los amigos se unan a tu proyecto de ahorro. Cualquier persona puede hacer una aportación al plan 529 de tus hijos. Considerando lo rápido que a los niños les va quedando chica la ropa y van desechando juguetes, no tengas miedo de anunciar tus metas a largo plazo, especialmente durante las temporadas de fiestas y cumpleaños. Comienza temprano. La oportunidad del interés compuesto puede ser un regalo valioso. Entre más temprano aportes, el dinero de un plan 529 generalmente tiene más tiempo para un crecimiento potencial y para sobrevivir cualquier recesión del mercado.

    Préstamos y Estrategias de Ahorros de Última Hora

    Nunca es demasiado temprano, o tarde, para empezar a ahorrar. Muchos padres empiezan a ahorrar cuando sus hijos están en la secundaria. Las cuentas de ahorros del mercado monetario y los CD pueden ayudar a incrementar los ahorros a corto plazo, pero algunas otras estrategias también pueden ayudar a maximizar tu dinero para el ahorro para la universidad.

    Por ejemplo, si tienes una póliza de seguro de vida completa, esta podría darte algunas ventajas adicionales más allá del beneficio por muerte. Cuando solicitas ayuda financiera, una parte de los fondos en un plan 529 a menudo se considera antes de que se determine una indemnización financiera, pero con el seguro de vida no es así. Los padres aún así pueden tomar un préstamo de su póliza de seguro de vida completa para la educación de sus hijos1.

    Los préstamos educativos también pueden ser una opción para algunas familias. Lo que tienes que evitar es no echar mano de tu jubilación para pagar la universidad. El depender de tus fondos para la jubilación para pagar por la educación de tus hijos puede tener un impacto significativo en tu capacidad de jubilarte, o en la fecha de tu jubilación.

    Hay otras opciones de ahorro adicionales. Por ejemplo, los programas complementarios de recompensas por compras, como UPromise, pueden ayudar a costear los gastos de educación al permitirte ganar fondos para gastos por educación. Además, la app SmarterBucks puede ayudar con deuda por préstamos estudiantiles al ganar crédito en compras del diario. Ambos programas cuentan con una lista sustanciosa de comercios importantes y te permiten incorporar a familiares y amigos para que compartan con tu estudiante sus recompensas por compras. Para información detallada y para conocer los requisitos acerca de estos programas, necesitas consultar directamente con el programa.

    Existen para ti y tu familia muchas opciones de ahorro para la universidad. Asegúrate de tomar en cuenta las mejores posibilidades que cubran tus necesidades a corto y largo plazo.

    1 Las distribuciones bajo su póliza (que incluye dividendos en efectivo y valores de rescate en efectivo, ya sean parciales o completos) no están sujetas a impuestos hasta la cantidad pagada en la póliza (su costo base). Si la póliza es un Contrato Dotal Modificado, los préstamos y las distribuciones de la póliza están sujetos a impuestos en la medida de las ganancias y están sujetos a una multa por impuestos del 10%.

    Acceso a los valores en efectivo a través de préstamos o renuncias parciales reducirá el valor en efectivo de la póliza y del beneficio de muerte, aumentará la posibilidad de que la póliza caduque y podría resultar en una obligación fiscal si la póliza termina antes de la muerte del asegurado.

    Close