Comenzar

    Planificación de tu jubilación: cómo empezar

    Planificación de tu jubilación: cómo empezar

    Por lo general, la jubilación es una de las principales metas financieras hacia las que estarás trabajando.  Puede parecer que tienes mucho tiempo para lograr esta meta, pero uno de los primeros pasos en la preparación de tu plan financiero es calcular cuánto dinero necesitarás para vivir cuando te retires. Luego debes establecer una estrategia para llegar a esa meta, al mismo tiempo que atiendes las necesidades a corto plazo.

    De acuerdo a muchos profesionales financieros, necesitarás aproximadamente el 80 por ciento de tu ingreso más alto antes de tu jubilación para mantener el mismo nivel de vida que tienes en la actualidad.

    Si tu ingreso más alto fuera de $100,000, es posible que necesites $80,000 o más cada año. Multiplica esa cifra anual por los años previstos para después de la jubilación y esa será tu meta. Dado que hoy en día la expectativa de vida es más larga, es posible que esa cantidad sea cerca de $1.5 a $2 millones. No te dejes asustar por esos números. Recuerda: todos somos diferentes. Tal vez te has acostumbrado a vivir con $40,000 al año, en cuyo caso tu meta es alrededor de $32,000 multiplicados por los años previstos que dure tu jubilación. Eso hace una gran diferencia.

    Visualiza la jubilación que quieres

    Otro factor para calcular cuánto ingreso vas a necesitar es imaginarte cómo quieres vivir en tus años de jubilación.

    ¿Deseas viajar? ¿Comprar una segunda vivienda? ¿Dejar una herencia a tu familia, a una institución benéfica o a tu alma mater? O quizás solo quieras vivir una vida sencilla con la meta principal de cubrir tus necesidades básicas. Ahora es el momento de pensar en todas las posibilidades, porque entre más pronto empieces a planificar y a ahorrar, más fácil será alcanzar la meta de dinero para tu jubilación y tus ahorros.

    El tiempo está a tu favor cuando se trata de ahorrar para la jubilación

    Ahorrar incluso un poco de dinero cada mes puede acumularse con el tiempo. Una estrategia común y efectiva es usar medios tradicionales de jubilación, como un plan 401(k) patrocinado por un empleador o una cuenta individual de jubilación (IRA), y establecer contribuciones automáticas. Aunque cada una de estas cuentas de jubilación tiene sus propias reglas, todas ofrecen ventajas fiscales que a la larga pueden acumularse. Aun si por tu edad estás cerca de la jubilación, no es demasiado tarde. Si has cumplido 50 años o más, las "contribuciones de actualización" ayudan a los que están a punto de jubilarse a contribuir más dinero a sus planes 401(k) o IRA que los límites básicos de contribuciones cada año.

    ¿Cómo deberías asignar tu dinero?

    La manera como decidas asignar el dinero que has acumulado y los productos que elijas, son probablemente los factores más importantes al tratar de crear un plan para la jubilación. Como se mencionó antes, existen cuentas individuales IRA para alcanzar las metas de ahorros para la jubilación, así como productos de ingresos garantizados de por vida. Sin embargo y dependiendo de la etapa de la vida en la que te encuentres, es posible que también quieras considerar otras soluciones. Tal vez eso significa un seguro de vida con un valor en efectivo para ayudar a proteger la seguridad financiera de tu familia y como una herramienta efectiva para la planificación de herencias.

    La diversificación ayuda a equilibrar el riesgo

    La diversificación puede resumirse en una sola frase: no pongas todos los huevos en la misma canasta. Independientemente de los tipos de soluciones de productos para la jubilación que elijas comprar, no apuestes tus ahorros de jubilación en un solo tipo de producto. Los tipos de productos que elijas van a variar de acuerdo a diferentes factores, entre los que se encuentran tu tolerancia al riesgo y el plazo previsto para la jubilación. Estos dos factores trabajan conjuntamente. Mientras más años te queden antes de jubilarte, mayor puede ser tu tolerancia al riesgo.

    Cuando sea el momento de determinar los productos y la estrategia financiera más adecuados para ti, tal vez quieras consultar a un profesional financiero que te pueda ayudar a trazar un plan. Mientras tanto, asegúrate de tener una visión clara de tus metas para estar mejor preparado para planificar tu futuro financiero.

    Close