Tomar el próximo paso

    Piénsalo Dos Veces Antes de Reemplazar tu Seguro de Vida

    Piénsalo Dos Veces Antes de Reemplazar tu Seguro de Vida

    Metas Relacionadas:

    Por Qué Debes Pensarlo Dos Veces Antes de Reemplazar tu Seguro de Vida

    ¿Estás considerando reemplazar tu póliza de seguro de vida? Existen muchas preguntas que te deberías hacer antes de tomar esta decisión, como por ejemplo: ¿Estás buscando primas de seguro de vida más bajas? ¿Sigue ofreciendo tu póliza suficiente protección para tu familia? ¿Cambiaron realmente tus necesidades? Aunque estés contento con tu póliza de seguro de vida, es importante revisar con regularidad tu cobertura en relación con tus necesidades actuales y futuras. Después de todo, el papel del seguro de vida podría cambiar con el tiempo, y tu póliza puede seguir siendo un activo valioso para los años venideros.

    Después de revisar tus necesidades, solo o con un Profesional Financiero, podrías determinar que necesitas una cobertura distinta; tal vez mayor, tal vez menor. Pero si estás pensando reemplazar tu póliza, piénsalo dos veces y toma en cuenta lo siguiente.

    Échale Otro Vistazo a tu Póliza Actual

    Hay muchas razones por las que las personas piensan en cancelar su seguro de vida, pero normalmente hay igual número de razones para mantenerlo. Así que antes de comenzar a buscar una nueva póliza, sería una buena idea saber cómo funciona tu póliza actual y qué opciones podría haber disponibles. Por ejemplo:

    • Si ya no puedes pagar las primas, tu póliza tal vez tenga opciones para detener o reducir los pagos mediante una reducción del valor nominal o del beneficio por muerte con una póliza pagada.

    • Si tienes seguro de vida a término y estás buscando cobertura adicional, tal vez puedas convertirlo en una póliza permanente que pueda adaptarse mejor a tus metas a largo plazo, sin tener que hacerte nuevos exámenes médicos.

    • Si tienes seguro de vida permanente y buscas más flexibilidad de ingresos, tal vez puedas recibir el valor en efectivo de la póliza como un ingreso garantizado de por vida en forma de anualidad.

    Considera tu Situación Personal

    No hay vuelta de hoja: hoy eres mayor que cuando compraste tu póliza.

    Las compañías de seguros usan la edad como un factor determinante en el costo de tu cobertura. Por lo general, más edad = primas más altas. Lo mismo sucede con cualquier cambio en la salud. Recuerda, lo más probable es que una nueva compañía de seguros te pida hacerte nuevos exámenes médicos, y si tu salud se ha deteriorado con los años, tus primas pueden ser aun más altas.

    También deberías considerar tu estado financiero. Lo más probable es que tu patrimonio neto haya aumentado con el tiempo. Tal vez recibiste una promoción o concretaste un gran negocio. Quizás has adquirido bienes raíces. Si tu patrimonio es mayor que antes, tal vez obtener más cobertura de seguro sea una decisión inteligente. Aún así, no necesitas forzosamente cancelar y reemplazar la cobertura que tienes por una póliza mayor. Quizá tenga más sentido simplemente añadir una segunda póliza a tu cobertura actual.

    Lee Cuidadosamente tu Póliza Nueva

    Si ya decidiste reemplazar tu póliza, asegúrate de evaluar tu decisión. Antes de firmar en la línea punteada, recuerda que no todo lo que brilla es oro; especialmente cuando lo ves más de cerca.

    Si te reuniste con un nuevo agente de seguros, tal vez te mostró gráficas y números que reflejan diferentes niveles de protección, incluso algunos con más protección y un valor en efectivo más alto. Pero realmente debes hacer un estudio más detallado y comparar esos números con los de tu póliza actual. Revisa tu situación personal para asegurarte de que la nueva póliza cubre tus necesidades y que también entiendes las consecuencias de reemplazar una póliza. Algunos aspectos que necesitas considerar:

    • Costos iniciales: al comprar una nueva póliza permanente, los costos iniciales pueden ser altos debido a los cargos de rescate y otros gastos en los que incurre una compañía de seguros (como la comisión). Tú eres responsable de estos gastos, lo que podría significar una reducción inmediata en el valor en efectivo disponible en la nueva póliza.
    • Solidez financiera: ¿qué solidez tiene la nueva aseguradora? Un contrato de seguro de vida es un compromiso a largo plazo, por lo que es importante hacer negocios con una compañía confiable. Una buena manera de comparar compañías es ver sus calificaciones de solidez financiera.
    • Cláusulas de disputabilidad: una nueva póliza de seguro viene acompañada de una nueva cláusula de disputabilidad. Durante un periodo de tiempo limitado después de que la póliza esté vigente (en muchos casos dos años), la compañía de seguros por lo general tiene derecho a investigar cualquier reclamo por muerte y negarlo basándose en información incorrecta que se haya dado en la solicitud.

    Da el Paso Adecuado para ti

    Si crees que tus necesidades de seguro de vida son diferentes hoy a lo que eran ayer, es el momento de hablar con un Profesional Financiero acerca de tus opciones. Después de hacerlo, estarás preparado para tomar una decisión que sea la adecuada para ti hoy, y mañana.

    ¿Aún no estás Seguro de lo que Necesitas?

    Selecciona una Meta y te Ayudaremos a Lograrla

    Close