Pagar la deuda del préstamo estudiantil: 5 consejos

    Pagar la deuda del préstamo estudiantil: 5 consejos

    Por Vera Gibbons

    ¿Tienes deudas estudiantiles? No eres el único. Según el Institute for College Access Success1 (en inglés), aproximadamente 40 millones de estadounidenses tienen deudas estudiantiles (en total, una asombrosa cantidad de $1.2 billones), y casi un 71% de los graduados de una licenciatura terminan sus estudios con deudas.

    Reyna Gobel, autora de "Graduation Debt and parents' Guide to Paying for College", ha afirmado que "La deuda de préstamos estudiantiles es una experiencia generalizada en los Estados Unidos".

    Y es una experiencia que tiene graves consecuencias, personales y profesionales: desde la incapacidad de hacer compras grandes (como casas o autos), hasta no poder seguir una carrera, retrasar matrimonios y decisiones para iniciar una familia, además de la dificultad de ahorrar, por ejemplo, para la jubilación u otro tipo de inversiones. "Esta deuda es una carga emocional que pesa mucho sobre cualquier decisión que tomen quienes la contraen", comentó Gobel durante una entrevista.

    ¿Cómo puedes reducir esta carga tan rápida y fácilmente como sea posible para empezar a vivir esa vida de postgraduado tal como la habías imaginado? Estas son algunas sugerencias.

    Escoge el plan adecuado para pagar tu deuda estudiantil

    A pesar de la gran variedad de opciones existentes para pagar una deuda estudiantil (desde los planes de pagos que dependen de los ingresos actuales, hasta los condicionados, donde pagas a medida que vayas teniendo ingresos), en realidad no es tan difícil tomar una decisión.

    “La mayoría elige la opción de pagos mensuales en cantidades más pequeñas y, si se tienen en cuenta los intereses pagados a lo largo de la vida del préstamo, es la más costosa", afirmó en una entrevista Lauren Asher, presidenta del Institute for College Access & Success, organización sin fines de lucro cuyo objetivo es que la universidad sea económicamente más accesible. A pesar de que "cada persona tiene sus propias prioridades y recursos en cuanto a cómo gastar y ahorrar dinero, la mejor opción es el plan estándar de pago a 10 años".

    Este plan divide el saldo de tu préstamo estudiantil en pagos fijos mensuales de, al menos, $50 durante 10 años como máximo. En comparación con otros planes, este te costará más al mes (así que asegúrate de tener el presupuesto necesario), pero pagarás completamente la deuda más rápido y, además, ahorrarás más en intereses.

    ¿No estás seguro de que esta sea la opción adecuada para ti? Si crees que puedes calificar para otras opciones de pago, evalúalas y compara los pagos mensuales con ayuda de la herramienta Estimador de pagos del programa de ayuda federal para el estudiante, Federal Student Aid. (Por cierto, si no eliges ninguna opción, quedarás inscrito automáticamente en el plan estándar).

    Haz un pago adicional al año

    ¿Has considerado hacer pagos quincenales en lugar de mensuales? Olvídalo. Normalmente hay muchos obstáculos, según Mark Kantrowitz, editor y vicepresidente de estrategia de Cappex.com (sitio web gratuito que conecta a estudiantes con universidades y programas de becas).

    "Es posible que tengas que incluir una nota con instrucciones cada vez que hagas un pago. O que un tercero te cobre algún tipo de cargo por establecer un plan de pagos. O que tu prestamista no quiera aceptar ese pago adicional", dijo en una entrevista.

    Es mucho más fácil hacer simplemente un pago adicional al año (13 en lugar de 12). Con este método, no vas a pagar tan rápidamente el total de tu deuda, pero sí acortarás el plazo de los pagos y ahorrarás en intereses.

    Por ejemplo, si una persona debe $35,000 cuando se inscribe en un plan de pagos y los paga en 10 años a un seis por ciento de interés, realizará 120 pagos mensuales de $388.57, es decir, un total de $46,628.69 (incluidos $11,628.69 de intereses). Si esta misma persona hace un pago adicional al año de $388.57, además de los 12 pagos mensuales regulares, acabará efectuando 109 pagos regulares por un total de $41,984.39, y nueve pagos adicionales por un total de $3,497.13, es decir, un total general de $45,481.52 (incluidos $10,481.52 de intereses), con un ahorro de $1,147.17 de 11 meses.

    Inscríbete en el pago de débito automático

    Al inscribirte en un pago de débito automático (donde cada mes el administrador de tu préstamo estudiantil deduce automáticamente de tu cuenta bancaria el pago del préstamo), no sólo no te retrasarás en los pagos (siempre que tengas suficientes fondos en tu cuenta) sino que, además, recibirás como recompensa una reducción en la tasa de interés, que normalmente es de un cuarto de punto porcentual (0.25%). ¿Supone esto una gran diferencia? Puede que sí, particularmente si el prestamista no reduce la tasa de interés de tu pago mensual y en su lugar permite aplicar más cantidad de los pagos mensuales al principal del saldo del préstamo.

    "Esto tiene la ventaja de pagar más rápidamente el préstamo y la posibilidad de eliminar algunos pagos finales, con un ahorro potencial para el prestatario de cientos de dólares en intereses a lo largo del plazo del préstamo", afirmó Kantrowitz. Por ejemplo, una reducción del 0.25% en la tasa de interés podría eliminar los dos últimos pagos de un plazo a 10 años y los últimos 10 pagos de un plazo a 20 años.

    Deduce el interés de tu préstamo estudiantil

    ¿Cuál es la ventaja de tener un préstamo estudiantil? El interés es deducible de impuestos, aunque no hagas una declaración detallada de deducciones. Sí, hay un límite para esta deducción, pero si ganas menos de $60,000 al año (o $120,000 si estás casado y haces una declaración conjunta), puedes reclamar la deducción completa de $2,500.

    “De esta manera podrás ahorrar $625 al año, suponiendo que te encuentres dentro del tramo federal impositivo del 25%. Puedes reclamar esta deducción siempre que el préstamo esté a tu nombre (o al de tu cónyuge si hacen una declaración conjunta), incluso aunque el interés lo haya pagado otra persona, sin importar quién lo haya hecho”, mencionó en una entrevista Bob Meighan, vicepresidente de TurboTax y experto en impuestos.

    Pide ayuda a tu empleador

    A medida que los empleadores intentan atraer y retener a los mejores talentos, cada vez más compañías están explorando u ofreciendo uno de los beneficios más atractivos en la actualidad: los programas de ayuda para pagar préstamos estudiantiles.

    Considera lo siguiente: si un empleador ofrece a un empleado $10,000 en ayudas (algo que se encuentra dentro de los actuales estándares de la industria), distribuidos en pagos mensuales a lo largo de cinco años, el empleado podría acortar tres años del tiempo necesario para pagar completamente el préstamo estudiantil, y ahorrar aproximadamente $4,100 en intereses. Este ejemplo supone que quien solicita el préstamo tiene aproximadamente $30,000 de deuda en un préstamo estudiantil (saldo promedio actual) y está pagando el préstamo con un plan de pagos estándar a 10 años.

    Sí, esta ayuda de préstamo estudiantil no está libre de impuestos para el trabajador, pero a pesar del inconveniente, sigue siendo “un importante beneficio para alguien con una licenciatura”, afirmó en una entrevista Victoria Simons, responsable de alta jerarquía de análisis de datos en NerdWallet.com, un sitio financiero personal.

    ¿Y si tu empleador actualmente no ofrece un plan de este tipo? "Es posible que quiera incluir el pago de préstamos como parte de tu paquete de beneficios, aunque oficialmente no lo ofrezca. No cuesta nada preguntar", afirmó Gobel, "especialmente si la compañía está tratando de contratarte".

    1 Institute for College Access and Success, Quick Facts About Student Debt, marzo del 2014.

    Close