Tomar el próximo paso

    Obtener lo máximo de tu plan 529

    Obtener lo máximo de tu plan 529

    Metas Relacionadas:

    ¿Por qué es importante el plan de ahorros 529 para la universidad? Toma en consideración que el costo promedio de una educación universitaria es de $32,405 en una universidad privada, según la más reciente encuesta del College Board (en inglés) para el año escolar de 2015 a 2016. Eso es un 26 por ciento más alto que el costo de hace una década. Y dentro de diez años, lo más probable es que ese costo sea más alto aún.

    Un plan 529 te permite ahorrar para cubrir esos costos futuros con ventajas fiscales y evitar el pago de intereses sobre un préstamo.

    ¿Qué es un plan 529?

    Hoy en día, todos los estados de los Estados Unidos ofrecen por lo menos un plan 529. Aunque la manera en que los planes estén estructurados puede variar, generalmente están categorizados de dos diferentes formas:

    Ahorros: típicamente proporcionado por el estado, un plan de ahorros para la universidad que califique ofrece mucha flexibilidad. No hay requisitos de ingresos o límites de edad para abrir el plan. A diferencia de otros vehículos de ahorros para la universidad, las Cuentas de Ahorro Coverdell para la Educación, tienen límites de ingresos y de retiros graduales que evitan que los contribuyentes de mayores ingresos puedan recibir las ventajas fiscales.

    De manera muy similar al plan 401(k) o a la cuenta IRA, las contribuciones para los planes de ahorros 529 por lo general se mantienen a través de carteras de ofrecimientos de valores y bonos. La variedad de opciones depende de cada plan individual.

    Las reglas específicas para los planes de ahorros 529 para la universidad varían de un estado a otro. Por lo general, puedes abrir una cuenta en cualquier estado que desees. Además, cualquier persona puede aportar al plan 529, desde los padres de familia y los abuelos hasta otros familiares y amigos. Incluso puedes abrir una cuenta para ti mismo si quieres regresar a la escuela.

    Cada estado fija los límites de las contribuciones de por vida para sus respectivos planes 529, que en general son entre $100,000 y $270,000. Las inversiones mínimas iniciales pueden ser tan bajas como $25 al mes.

    Prepagados: estos planes 529 proporcionan una oportunidad a los padres de familia para comprar por anticipado la matrícula de una universidad específica o de un grupo de universidades en base a las tarifas actuales. En principio, estos planes juegan un papel como protección contra la inflación, lo que permite pagar ahora la matrícula para asistir a una universidad en previsión de costos más altos posteriormente. Normalmente administrados por los estados, instituciones de enseñanza superior o por organizaciones sin fines de lucro, los planes de colegiatura prepagada no se ofrecen en todas partes.

    Es posible usar los fondos de un plan prepagado para asistir a una escuela fuera de su propia red, pero pueden existir multas dependiendo de las reglas específicas de ese plan 529.

    No importa si eliges un plan de ahorros para la universidad o un plan de matrícula prepagada, hay algo importante que debes tener en mente: los retiros de un plan 529 se deben usar para gastos calificados de educación superior. Entonces, ¿qué se considera un gasto calificado?

    Gastos calificados

    Para obtener la máxima ventaja de un plan 529, solo puedes gastar los fondos de tu plan de ahorros para la universidad en gastos de educación superior que califiquen. Entre ellos se encuentran:

    • Matrícula
    • Alojamiento y comida (para estudiantes matriculados por lo menos medio tiempo o más; incluye el alquiler fuera del campus)
    • Cuotas obligatorias
    • Equipo requerido para la matriculación (como una computadora)

    Asegúrate de ver la lista de gastos calificados en la institución de tu beneficiario. No siempre incluyen cosas que pudieran parecer necesarias, por ejemplo la ropa o el transporte. Incluso no siempre incluye una computadora, salvo que la escuela tenga una política escrita que diga expresamente que se requiere para asistir. Afortunadamente, ese requisito es cada vez más común en todo el país.

    Implicaciones de impuestos

    Las ventajas fiscales de los planes 529 son una de las razones principales por la cual tanta gente invierte en ellos. Las ganancias en un plan 529 crecen con impuestos diferidos y los retiros no están sujetos a impuestos federales sobre la renta cuando se usan para gastos de educación superior calificados.

    Pero si usas el dinero de tu cuenta 529 para gastos que no califiquen, la parte correspondiente a ganancias del retiro estará sujeta a impuestos federales ordinarios sobre la renta, además de un impuesto federal sobre la renta del 10% adicional y cualquier impuesto sobre la renta estatal que corresponda. Es importante tener en mente que no todos los estados ofrecen una deducción de impuestos estatales para un plan de ahorros 529 para la universidad. Para encontrar más información sobre tu estado, visita savingforcollege.com (en inglés).

    Cuando hagas tus planes y prepares tu presupuesto para tus ahorros de la universidad, recuerda que los gastos calificados son la mayoría de los gastos de la universidad. Mientras que las necesidades y las situaciones de cada persona varían, hay una estrategia que siempre aplica: cada dólar que ahorres hoy te acerca un poquito más a tus metas de ahorros para la universidad.

    Para obtener una lista de los planes 529, visita savingforcollege.com (en inglés). Para obtener más información sobre un plan, puedes ponerte en contacto directamente con el plan específico o comunicarte con un profesional financiero.

    La información provista no ha sido escrita ni pretende ser asesoría fiscal o legal. MassMutual, sus empleados y representantes no están autorizados a proporcionar asesoramiento fiscal o legal. Se recomienda a las personas consultar con su propio asesor fiscal o legal.

    Close