Los seguros de vida a los cuarenta. Sus ventajas, sus desventajas y su momento

    Los seguros de vida a los cuarenta. Sus ventajas, sus desventajas y su momento

    ¿Es necesario tener un seguro de vida a los cuarenta? ¿Es demasiado tarde? Claro, es posible que ya estés trabajando en la administración de la riqueza y la planificación de la jubilación, pero ¿es realmente necesario que el seguro de vida también forme parte de esto?

    La respuesta es: depende (como la mayoría de las cosas en esta vida).

    La falta de un seguro de vida no es algo raro. De hecho, de acuerdo con el reporte de la Life Insurance Market Research Association, mucha gente no tiene una póliza de seguro de vida. El reporte de 2010 encontró que el 30 por ciento de los hogares en los Estados Unidos. no cuenta con ningún tipo de seguro de vida (en inglés) y que el 44 por ciento solamente tiene una póliza de seguro de vida individual.

    Sin embargo, de acuerdo con una encuesta de Spectrem de 2014, el porcentaje de propietarios de pólizas es mucho mayor en los hogares adinerados (en inglés), ya que el 61 por ciento de las familias más adineradas (con un patrimonio neto entre $100,000 y $1 millón), el 59 por ciento de las familias con alto patrimonio neto (de $1 millón a $5 millones) y el 56 por ciento de las familias con un patrimonio neto ultraalto tienen algún tipo de cobertura de seguro de vida a término o de seguro de vida completa.

    El que los beneficios de seguro de vida sean lo más adecuado para ti depende de tus metas y de cuánta protección de ingresos necesita tu familia.

    Tus prioridades y los seguros de vida

    Es posible que en este momento no estés pensando en un seguro de vida, especialmente si eres joven. De hecho, para mucha gente, sus prioridades más importantes tienden a ser: comenzar a manejar su deuda, comenzar a ahorrar para la jubilación e incluso establecer una administración de la riqueza. El seguro de vida, aunque es recomendable para muchos, no suele ser una prioridad.

    Pero si estás en los cuarentas, debes prestar consideración especial al seguro de vida.

    ¿Por qué? En primer lugar, las expectativas de vida van en aumento. De acuerdo con una encuesta del National Center for Health Statistics del 2012, en los Estados Unidos, el promedio de expectativas de vida (en inglés) para hombres y mujeres ha aumentado más de cinco años desde 1980. Esto quiere decir que hay más personas que tienen todavía dos o tres décadas más de carrera profesional cuando cumplen los 40 años.

    Además, las finanzas de la mayoría de las personas se complican más conforme entran a la edad madura. Para entonces, muchas personas tienen familias que dependen de ellos, así como una variedad de bienes que necesitarán de protección en el futuro. Así que, dado el aumento en el promedio de longevidad, no es demasiado tarde para poner en marcha tus planes financieros entre los cuarenta y  cincuenta años de edad (Relacionado: Ahorrar a los 40 y 50).

    Además de la edad y las finanzas hay circunstancias individuales.

    Por un lado, ganas más y tienes hijos. Pagas una hipoteca y ahorras para la universidad por medio de un plan 529. Quizás quieras considerar una póliza de seguro de vida lo suficientemente grande como para cubrir los gastos potenciales si tú falleces. Por otro lado, si tu hipoteca está casi totalmente pagada y tus hijos cuentan con becas completas para la universidad, tu necesidad de un seguro de vida no es tan crítica.

    O quizás eres soltero y sin hijos. Si estás  financieramente estable y relativamente libre de deudas, tu necesidad de un seguro de vida es menor. Por otra parte, si estás financieramente inestable y tu deuda es considerable, quizás quieras considerar una póliza de seguro de vida adecuada que cubra tus deudas y gastos fúnebres.

    Esto también puede ser complicado. Las variedades básicas de opciones de cobertura van desde el Seguro de Vida Completa, hasta el Seguro de Vida a Término y Seguro de Vida Universal. La tarea de decidir si una póliza de seguros es adecuada para ti puede suponer todo un reto. Algunas personas optan por consultar a un profesional financiero.

    En cualquier escenario, tu decisión sobre seguros de vida debe reflejar tu situación financiera actual. Para darte una mejor idea de cómo embona el seguro de vida con tus finanzas, prueba la calculadora de seguro de vida de MassMutual. Para la planificación de tu jubilación, también puede serte útil la calculadora para la jubilación.

    Por qué la gente no compra seguro de vida

    Existe una variedad de motivos, más allá de las nociones de la edad y el momento, por los cuales la gente no compra pólizas de seguro de vida.

    Algunos de estos motivos se basan en las emociones. El proceso para encontrar el mejor seguro de vida puede ser molesto y desconcertante. Mucha gente vacila para involucrar agentes y le cuesta encontrar los productos y los proveedores adecuados.

    Este proceso se vuelve aún más complejo al tratar de adaptar una póliza de seguro de vida a diferentes fines, como planificación patrimonial, situaciones de negocios o circunstancias particulares de la familia.

    Las percepciones erróneas de los costos también son un gran obstáculo de acuerdo con el estudio 2015 Barometer Study de LIMRA y Life Happens. El estudio encontró que los miembros de la Generación X sobreestimaron los gastos de seguro de vida en un 119 por ciento (en inglés). Así que, aunque no vean el valor de renunciar a algunos de sus gastos actuales para pagar el costo altamente percibido de primas de pólizas, es posible que tengan más dinero para comprar seguros del que creen.

    Por qué la gente compra seguro de vida

    El motivo más obvio es porque un seguro de vida puede aportar efectivo para enfrentar las consecuencias financieras adversas en caso de muerte.

    Por ejemplo, tu cónyuge podría enfrentar varias decisiones y responsabilidades financieras importantes si tú llegaras a faltar. Esto puede ser una carga para tu familia si no estás preparado para gastos como costos de funeral, deudas, hipotecas, la universidad de tus hijos y los gastos diarios de tu casa.

    En general, la gente en sus cuarentas compra una póliza de seguro de vida para asegurarse de que esos costos no recaigan sobre sus familias; o simplemente quiere reducir la carga de impuestos sobre la herencia de sus herederos.

    ¿Es demasiado tarde para un seguro de vida?

    La respuesta más sencilla es: no. La adecuación del seguro de vida en general y del tipo en particular varía de persona a persona. Aquí hay solo algunos argumentos positivos y negativos que afectan las decisiones de las personas en sus cuarentas. Por eso, algunas personas deciden consultar con un profesional financiero.

    Estas recomendaciones vienen, por supuesto, de una compañía de seguros. Sin embargo, esto no cambia la importancia de considerar tus circunstancias financieras y la adecuación del seguro de vida para tus necesidades de planificación para la jubilación, administración de la riqueza y planificación patrimonial en tus cuarentas.

    Close