Los millennial y la jubilación: lista de cosas por hacer

    Los millennial y la jubilación: lista de cosas por hacer

    Ahorrar para la jubilación no está en la lista de prioridades de la mayoría de los millennial. Probablemente esta sea la razón por la que muchos expertos predicen que los integrantes de esta generación no podrán jubilarse hasta que no cumplan los 70 años.

    De hecho, según una encuesta de Gallup sobre finanzas personales y economía de 2014, Economy and Personal Finance, las principales preocupaciones financieras de los millennial (en inglés) son las deudas estudiantiles, la caída de los salarios, el costo de la vivienda, las facturas y las tarjetas de crédito o deudas y la falta de empleo.1

    Planificar para el retiro (en inglés) no solo está en las últimas posiciones de la lista de prioridades financieras, sino que además parece un sueño imposible de alcanzar y no una realidad futura. Pero no tiene porqué ser así.

    A pesar de tus gastos actuales, nunca es demasiado pronto para que consideres planificar tu jubilación. Y hay algunos pasos que puedes seguir para empezar a ahorrar ahora que no implican tener que comer fideos ramen todas las noches.

    Presupuesto: con tantos gastos en su ya abultado presupuesto, es posible que muchos jóvenes piensen que no pueden ahorrar para la jubilación. Pero un presupuesto que da prioridad a los ahorros puede ayudarte a volver a examinar cada mes tus gastos mensuales recurrentes (y no recurrentes) para poder ahorrar una cantidad razonable.

    Y el primer paso para dar prioridad al ahorro es conocer los planes de jubilación disponibles para ti.

    Tipos de planes de jubilación

    401(k): algunas cuentas de ahorro para la jubilación ofrecen unas buenas ventajas fiscales y oportunidades de inversión. De hecho, muchos empleadores ofrecen programas como los 401(k), y hacen contribuciones en tu nombre. Este es un plan de jubilación en el que puedes empezar a invertir ahora mismo.

    Hacer contribuciones a una cuenta 401(k) tiene tres ventajas:

    ·  Obtendrás un beneficio fiscal inmediato, ya que tus contribuciones se descuentan de tu cheque de nómina antes de impuestos.

    · Si tu empleador iguala una parte de tu contribución, básicamente estás obteniendo dinero gratis que puedes invertir. Estos planes normalmente implican que la igualación del empleador sea entre el 50 y el 100% de tus contribuciones, hasta un determinado límite.

    · En la mayoría de estos planes, además tienes la ventaja de que se apliquen impuestos diferidos sobre las ganancias obtenidas. Esto significa que no tendrás que pagar impuestos cada año por ninguna ganancia de capital, dividendos u otro tipo de distribuciones. Pero si retiras el dinero de estas cuentas antes de cumplir los 59 años y medio, normalmente tendrás que pagar impuestos sobre dicha cantidad y una penalización del 10%.

    IRA: una cuenta IRA es una cuenta de ahorros para la jubilación con impuestos diferidos. Esto significa que solo pagas impuestos cuando retires el dinero en tu jubilación. Aquí la ventaja es que no tienes que pagar impuestos sobre ningún dividendo, pago de intereses compuestos ni ganancias de capital que hayas ganado a lo largo de los años, hasta que llegue el momento de retirar tu dinero. Sin embargo, cualquier cantidad retirada antes de cumplir los 59 años y medio, normalmente tendrá una penalización del 10% en tu declaración de impuestos.

    Es posible que también hayas oído hablar de las cuentas Roth IRA. La diferencia entre ambas es que las contribuciones del IRA tradicional son deducibles de las declaraciones de impuestos estatales y locales realizadas por cada año en que hayas contribuido, pero pagarás impuestos cuando retires el dinero en tu edad de jubilación. Las Roth IRA no son deducibles de impuestos pero, igual que las IRA tradicionales, su crecimiento no es gravable. No obstante, al contrario que en las tradicionales, no pagarás impuestos cuando hagas retiros en tu edad de jubilación. Aquí encontrarás más información sobre las cuentas IRA. También puedes hablar con un profesional financiero para obtener más información sobre cuáles son los mejores beneficios para ti de una cuenta Roth IRA versus una IRA tradicional.

    Inversión: además de los planes de jubilación, es posible que quieras invertir para metas a largo plazo, como comprar una casa u otro bien de gran valor. Recuerda que los distintos medios de inversión tienen diferentes gastos y costos. Esta es la razón por la que puedes considerar invertir en fondos indexados y fondos mutuales o incluso en anualidades que tengan bajos índices de gastos en una amplia variedad de clases de activos para diversificar tu inversión.

    ¿Cuánto tienes que ahorrar para la jubilación?

    No existe una respuesta única. Depende de tus metas, estilo de vida, nivel económico y otros factores. Para ayudarte, puedes usar esta calculadora para la jubilación con la que podrás hacerte una idea de lo que puedes esperar de tus ahorros para la jubilación.

    15%: como regla general, ahorra un 15% al año. Según un estudio de 2014 del Center for Retirement Research del Boston College, quienes ahorraron de manera consistente el 15% de sus ingresos cada año (en inglés) estaban en mejor posición de alcanzar sus metas de planificación para el retiro.2 Por ejemplo, si tú ahorraras esa cantidad con un salario de $50,000 durante 35 años, podrías tener al final alrededor de $1.5 millones ahorrados.

    8 veces: otra regla es ahorrar aproximadamente 8 veces la cantidad de tu salario final. Por ejemplo, si tu salario final es de $75,000, tendrías que ahorrar alrededor de $600,000. Esta cantidad podría estar a tu alcance en tus planes para la jubilación.

    70%: una tercera regla general es ahorrar como mínimo el equivalente al 70% de tus ingresos antes de tu jubilación (ingreso promedio de aproximadamente los últimos diez años antes de tu retiro). Si lo prefieres, usa esta calculadora para los ahorros de jubilación que te ayudará a calcular el porcentaje de ingresos que necesitas guardar antes de tu retiro. Un 70% es una estimación, pero en realidad, lo que importa es saber que la jubilación puede llegar a ser cara. Por eso, ese número puede ser un buen punto donde empezar para poder mantener tu nivel de vida en la jubilación.

    Jubilación y prioridades financieras                                                

    Ahorrar para la jubilación es difícil cuando parece que existen otros muchos asuntos financieros con la misma prioridad. Deudas estudiantiles, circunstancias de la vida y obligaciones familiares son solo algunos de los factores financieros a los que debes enfrentarte. Ahorrar (y mucho menos invertir) puede parecer imposible cuando estás intentando que tu dinero alcance para todo.

    Pero si no ahorras pronto para la jubilación, puedes correr el riesgo de tener que jubilarte más tarde de lo que tú quisieras, o en circunstancias que no sean las ideales. Es posible que esta observación parezca razonable, pero con factores potenciales como problemas de salud, despidos o cualquier otra complicación que se escape a tu control, podrías verte obligado a dejar de trabajar antes de tener suficiente dinero para retirarte, o al menos, con la comodidad que pretendías hacerlo.

    Esto es particularmente importante ya que, según un artículo del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, Centers for Disease Control and Prevention), la esperanza de vida promedio en los Estados Unidos alcanzó el récord de 78.8 años (en inglés) en 2014. Esto podría significar para ti tener por delante 15, 25 o incluso 30 años de jubilación.

    Aunque para los millennial la jubilación quede muy lejos, nunca es demasiado pronto para considerarla, especialmente si tienes previsto tener hijos pronto. También puede ser el momento de considerar otras opciones asociadas a tus consideraciones para la jubilación, como seguro de vida, seguro de cuidados para necesidades especiales, anualidades o seguro de ingresos por discapacidad, por nombrar algunas de ellas.

    Por tanto, aunque es importante considerar la jubilación, la manera adecuada de hacerlo varía de una persona a otra. Los consejos mencionados anteriormente son tan solo algunas de las opciones que tienes para empezar. Por eso, algunos optan por hablar con un profesional financiero que les ayude a evaluar sus activos.

    Evidentemente este consejo proviene de un proveedor de seguros. Pero no cambia el hecho de que considerar ahorrar para tu jubilación cuando tienes 20 y 30 años tiene mucho sentido.

    1 Gallup, "Young Adults Cite College Costs as Their Top Money Problem", 21 de abril de 2014.

    2 Center for Retirement Research at Boston College, "How Much Should People Save?", julio de 2014.

    Invertir en cualquier vehículo de inversión implica riesgos, incluyendo una posible pérdida de capital. No se puede asegurar que una estrategia de inversiones o producto tenga un rendimiento positivo con el tiempo.

    La información provista no ha sido escrita ni pretende ser asesoría fiscal o legal. MassMutual, sus empleados y representantes no están autorizados a proporcionar asesoramiento fiscal o legal. Se recomienda a las personas consultar con su propio asesor fiscal o legal.
    Close