Cuatro sencillas maneras de demorar los beneficios del Seguro Social

    Cuatro sencillas maneras de demorar los beneficios del Seguro Social

    Por Shelly Gigante

    Esperar para solicitar tus beneficios del Seguro Social hasta tener 70 años de edad es una de las medidas más efectivas para aumentar tus ingresos por jubilación.

    En efecto, por cada año que demores para recibir beneficios del Seguro Social más allá de tu plena edad de jubilación, que es de 66 o 67, dependiendo del año de tu nacimiento, el gobierno ofrece créditos por jubilación demorada que fluctúan entre el 3 y el 8 por ciento anual, según la Administración del Seguro Social. (Relacionado: Pon a prueba tus conocimientos sobre el Seguro Social)

    En cambio, si reclamas tus beneficios antes de tu plena edad de jubilación, recibirás un beneficio mensual reducido de por vida. Las personas que reciben los beneficios del Seguro Social a los 62 años de edad, por ejemplo, que es la primera oportunidad en la que se pueden solicitar, pueden ver sus beneficios reducidos hasta en un 30 por ciento, según la Administración del Seguro Social1 (en inglés).

    Por lo tanto, un beneficio mensual de $1,000 a la plena edad de jubilación de 66 aumentaría a $1,320 si se demora recibirlo hasta la edad de 70 años, y podría ser reducida a $750 si se solicita a los 62 años.

    Esta es una razón muy atractiva para demorar tus beneficios del Seguro Social, en especial si tienes pocos ahorros, o si esperas que te sobreviva tu cónyuge que gana menos. (Tu cónyuge puede calificar para recibir tus beneficios más altos después de que tú fallezcas). Pero esto también crea un problema difícil para los jubilados que necesitan el flujo de dinero en efectivo ahora.

    No hay de qué preocuparse. Con un poco de creatividad en la planificación, puedes maximizar tus beneficios de jubilación del Seguro Social sin tener que agotar tus ahorros. (Calculadora: Tu Plan de Jubilación). 

    Ten en cuenta que la elegibilidad del Seguro Social se basa en tu historial de ingresos. Para solicitar beneficios, debes haber trabajado en “empleo cubierto” por un número suficiente de años y haber ganado suficientes créditos de trabajo para el momento en que alcances la edad de la jubilación. El número de créditos que necesitas para obtener los beneficios de jubilación depende de cuándo naciste. Si naciste en 1929 o después, necesitas 40 créditos (10 años de trabajo), según la Administración del Seguro Social (en inglés).

    Trabaja por más tiempo para demorar el Seguro Social

    La manera más fácil de cubrir tus cuentas mientras pospones el Seguro Social es lo obvio: sigue teniendo un ingreso si puedes hacerlo.

    Para muchos adultos, el tiempo inmediatamente antes de la jubilación refleja los años de ingresos máximos. Al mismo tiempo, sus cuentas a menudo son más bajas ya que pagan sus hipotecas y sus hijos son financieramente independientes.

    Por consiguiente, con solo trabajar uno o dos años adicionales, tienen la posibilidad de aumentar sus ahorros para la jubilación. El IRS también ayuda. Los contribuyentes mayores de 50 años pueden hacer una contribución adicional (en inglés) de $6,000 antes de impuestos (2016) a su plan 401(k), 403(b) y muchos planes 457, y una contribución adicional de $1,000 a su Roth o IRA tradicional.

    Sin embargo, eso no quiere decir que tienes que trabajar 40 horas a la semana.

    Dependiendo de tus necesidades de ingresos, podrías trabajar a tiempo parcial, ofrecer asesorías en tu campo de especialización (con frecuencia esta es la opción más lucrativa) o convertir tu pasión en un cheque de pago (coser cortinas, sesiones de fotografía pagadas o convertirte en un guía de pesca con mosca) para tener dinero extra.

    El 82 por ciento de estadounidenses de 50 años o más que trabajan, indican que es probable o muy probable que harán algún tipo de trabajo remunerado durante su jubilación, según una encuesta (en inglés) llevada a cabo en 2013 por el Associated Press-NORC Center for Public Affairs Research2.

    Nota: si estás pensando en solicitar tu Seguro Social mientras trabajas, asegúrate de vigilar cuánto dinero ganas. Tus beneficios pueden ser reducidos (en inglés) $1 por cada $2 que ganes por encima del límite anual si todavía no has cumplido la edad plena de jubilación. Para 2016, ese límite es de $15,720.

    Tus cuentas para la jubilación

    También puedes considerar retirar algo de tus ahorros para la jubilación para crear una corriente de ingresos a corto plazo.

    Mientras que una tasa de retiros del 4 por ciento a menudo se considera como un punto de partida seguro, la cantidad que puedes retirar realmente depende del plazo previsto para tu jubilación, tus necesidades económicas, el desempeño del mercado y, en términos generales, el tamaño de tu cartera de inversiones.

    Para hacer que tus ahorros para la jubilación lleguen más lejos, debes tomar en cuenta la eficiencia fiscal.

    Por lo general, los profesionales financieros recomiendan que primero uses los ahorros que están sujetos a impuestos, permitiendo que las herramientas con ventajas de impuestos sigan produciendo crecimiento compuesto.

    Luego, gasta de tus cuentas con impuestos diferidos, como la tradicional Cuenta Individual de Jubilación y el plan 401(k).

    Deja tus cuentas para la jubilación libres de impuestos, como tu Roth IRA, hasta el final.

    “Vas a querer mantener ese refugio tributario por tanto tiempo como sea posible, porque tus herederos pueden heredar tus activos, el Roth en particular, libres de impuestos”, comentó James Guarino, un planificador financiero certificado y contador público certificado de Moody, Famiglietti Andronico en Tewksbury, Massachusetts.

    Hipotecas inversas

    ¿Otra fuente de dinero extra? El capital acumulado de la vivienda.

    Si ya pagaste tu hipoteca o una parte considerable de la misma, puedes calificar para obtener una hipoteca inversa, que permite a los dueños de casa de 62 años de edad en adelante convertir una parte del capital acumulado de la vivienda en dinero en efectivo.

    No se requiere del pago hipotecario mensual mientras vivas en la casa, pero la tasa de interés se sigue acumulando por el tiempo que exista el préstamo.

    Puedes recibir los fondos ya sea como una suma global, pagos mensuales o una línea de crédito.

    Además, tus herederos no tendrán que pagar más del valor de tu casa, incluso si el saldo es mayor que el valor de tasación de tu casa al momento de tu muerte.

    A riesgo del comprador: los costos pagados por adelantado en las hipotecas inversas pueden ser elevados y los cargos por intereses se acumulan mensualmente.

    Por tanto, mientras más joven seas cuando obtengas una hipoteca inversa, mayor será el interés compuesto que tendrás que pagar, según informes (en inglés) AARP3.

    Las hipotecas inversas también reducen la cantidad del capital de la vivienda que dejarás a tus herederos, y pueden agotar ese capital que de otra manera necesitarás para hacer reparaciones futuras a tu casa o para cubrir los gastos de vida asistida.

    Antes de considerar una hipoteca inversa, la AARP sugiere a las personas mayores explorar otras opciones de más bajo costo, como préstamos y líneas de crédito sobre el capital de la vivienda.

    Seguro de vida con valor en efectivo

    Una estrategia más para cubrir ese vacío, si es que se ajusta a tu plan financiero a largo plazo, es aprovechar tu póliza de seguro de vida permanente o de vida completa.

    Los titulares de póliza pueden en potencia obtener préstamos libres de impuestos o hacer retiros parciales de las reservas en efectivo de sus pólizas de seguro de vida completa, hasta el costo base (la cantidad total pagada en primas de la póliza).

    Esta estrategia podría ser particularmente efectiva para aquellos de 62 años de edad o menos, dijo David Freitag, un asesor de planificación financiero de MassMutual, desde que la ley del presupuesto bipartidista de 2015 Bipartisan Budget Act of 2015, eliminó algunas de las estrategias de reclamos más populares para maximizar el Seguro Social, incluida la de “solicitar y detener”.

    Ten en cuenta que cualquier retiro que hagas del valor en efectivo reducirá el tamaño de tu beneficio por muerte. Recuerda también que si tocas el valor en efectivo de tu póliza de seguro de vida se reduce su valor y se aumentan las posibilidades de que tu póliza caduque. Y si una póliza caduca con un saldo pendiente de un préstamo que sobrepase el costo base, está sujeto a impuestos.

    Las primas también tienden a ser más altas para el seguro de vida completa que para las pólizas de seguro de vida a término, y es posible que las cuentas de valor en efectivo no alcancen la misma tasa de crecimiento que una inversión de capital. Desde luego que las inversiones de capital significan riesgo del mercado.

    Algunas personas consideran que es aconsejable hablar con un profesional financiero para determinar si esta estrategia es la adecuada para su situación.

    ¿Se deben considerar las anualidades?

    Con la casi extinción de los viejos planes de pensión, las personas jubiladas que están tratando de crear una fuente regular de ingresos pueden también considerar las anualidades.

    Las anualidades son contratos emitidos por compañías de seguros que pueden proporcionar ingresos garantizados de por vida, o por un determinado periodo, a cambio del pago de una suma global o una serie de pagos.

    Las personas que están buscando demorar el Seguro Social pueden optar por una anualidad de prima única inmediata, (Single Premium Immediate SPIA Annuity), con un periodo predeterminado llamado “periodo cierto”, para eliminar el vacío durante los años entre su jubilación y cuando empiecen a reclamar beneficios. (Relacionado: Anualidades de Ingresos).

    Por ejemplo, si una persona se jubila a los 64 años y desea demorar el Seguro Social hasta cumplir los 70, simplemente calcularía el déficit entre sus gastos de vida anuales y sus fuentes estables de ingresos para determinar la cantidad de ingresos anuales que necesita cubrir con una anualidad de ingresos inmediatos.

    Las SPIA también se pueden estructurar para generar un pago garantizado de por vida.

    MassMutual ofrece dichos productos, desde luego, pero eso no quiere decir que sean adecuados para todos. Habla con tu profesional financiero para determinar la mejor estrategia para ti.

    Debes tener en cuenta también que posponer los beneficios del Seguro Social no es necesariamente el paso adecuado para todos.

    Si no puedes demorar tus beneficios, si el estado de tu salud es precario o si el historial familiar sugiere que podrías no vivir hasta la edad de expectativa de vida promedio, lo mejor podría ser reclamar los beneficios tan temprano como sea posible, dijo Guarino.

    “Por lo general recomendamos esperar, pero si necesitas el ingreso ahora eso va a superar cualquier otra decisión para demorar”, dijo.

    1 Administración del Seguro Social, “Cuándo empezar a recibir los beneficios por jubilación”, agosto de 2015.

    2 Associated Press-NORC Center for Public Affairs Research, “Working Longer: Older Americans’ Attitudes on Work and Retirement”, 2013.

    3 AARP, “5 Questions to Ask Yourself Before Considering a Reverse Mortgage”, otoño de 2012.

    La información provista no ha sido escrita ni pretende ser una asesoría fiscal ni legal. MassMutual, sus empleados y representantes no están autorizados a proporcionar asesoramiento fiscal o legal. Se recomienda a las personas consultar con su propio asesor fiscal o legal.

    Las decisiones finales sobre las estrategias de solicitud de beneficios del Seguro Social recaen siempre en ti y deben estar siempre basadas en tus propias necesidades y consideraciones de salud. Es importante que adquieras tanta información como sea posible para poder tomar una decisión informada al solicitar tus beneficios al Seguro Social, porque un año después de tomar dicha decisión, es muy poco probable que tus opciones cambien.

    El programa del Seguro Social fue creado por una ley del Congreso. Está sujeto a cambio. En el pasado, el Congreso ha efectuado cambios a la ley que han tenido un impacto en los beneficios del Seguro Social. El Congreso puede hacer cambios a la ley en cualquier momento, que podrían tener un impacto en los beneficios en el futuro.

    Close