Costos y consideraciones de funerales

    Costos y consideraciones de funerales

    Por Alexandra Twin

    Explorar el mundo de las funerarias, las opciones de entierro y todos los costos asociados puede parecer agobiante y abrumador, particularmente cuando además estás de luto por la pérdida de un ser querido. Pero hay algunas reglas y estándares básicos en cuanto a costos se refiere que esas casas funerarias deben respetar, facilitando así un poco más el proceso.

    Los costos varían dependiendo de si el funeral incluye entierro o incineración y qué servicios adicionales se añaden.

    El costo medio de un funeral para un adulto (en inglés) con velatorio y entierro fue de $7,181 en 2014, según el grupo empresarial National Funeral Directors Association (NFDA)1. Cuando se añade el costo de una bóveda apropiada, algo requerido en la mayoría de cementerios, esta cifra sube a $8,508.

    Las estimaciones de costos de la NFDA incluyen un cargo de servicio básico, el traslado de los restos a una funeraria, el embalsamamiento y otros preparativos del cuerpo, un ataúd metálico, el servicio de la funeraria y la asistencia del personal durante el velatorio y la ceremonia del funeral, el uso de un auto fúnebre para el cuerpo y otro auto o furgoneta para la familia, y una impresión mínima de recordatorios (como tarjetas y un libro de registro).

    El costo medio de un funeral con velatorio e incineración fue de $6,078 en 2014, según la NFDA. La diferencia en costos refleja los distintos tipos de servicios y costos asociados de un entierro versus una incineración. Por ejemplo, para un entierro se necesita un ataúd, pero no para una incineración. Esta puede incluir los gastos de incineración, el costo de un ataúd de cremación, y una urna.

    La cantidad de personas incineradas frente a las enterradas es ligeramente superior cada año, según la NFDA, y se espera que la diferencia vaya a ser mayor en las futuras décadas.

    Los costos de funeral también pueden variar por región y verse afectados por la competencia. Hay unas 19,000 funerarias en los Estados Unidos, según los números más recientes de la NFDA. Por estado, Pennsylvania, con 1,588, es el que más casas funerarias tiene, y Hawaii el que menos, con 20, según las más recientes cifras del U.S. Census Bureau2 (en inglés). Esto significa que en Pennsylvania hay una funeraria por cada 7,999 personas, mientras que en Hawaii, hay una por cada 68,015 personas.

    Visita las instalaciones funerarias

    Para las familias es importante sentirse cómodos con el personal de la funeraria, por lo que es recomendable visitar las instalaciones o pedir al director de la casa funeraria una descripción del nivel de servicios, afirmó Walker Posey, director de funerales del Posey Funeral Directors en North Augusta, S.C. y vicepresidente de la asociación de South Carolina Funeral Directors Association.

    Además afirmó que la familia debería preguntarle al director qué tipo de notificaciones ha realizado (Seguro Social, aseguradora, etc.). Aparte de las consideraciones financieras, los familiares deberían hablar con el director sobre el tipo de servicio que desean, la duración del mismo y cómo quieren que se recuerde a la persona fallecida durante el servicio.

    “Además, es útil saber que cuando el director de la funeraria defina los detalles con tus familiares en esos difíciles momentos, deberá informarse de cualquier circunstancia especial, consideración financiera o dinámica de relaciones que pueda ayudarle a satisfacer las necesidades de tu familia", dijo Posey en un intercambio de mensajes de correo electrónico.

    Conoce la 'Regla de Funerales'

    Aunque los costos de los funerales varíen según dónde se lleven a cabo y cuáles sean los servicios que se elijan, los derechos del cliente no cambian de un estado a otro.

    Según la Regla de Funerales de la Comisión Federal de Comercio (FTC, Federal Trade Commission), tú tienes derecho a elegir y pagar solamente los bienes y servicios que quieres o necesitas, ya sean preparativos efectuados después de un fallecimiento o planificados de antemano3. La regla, que entró en vigor en abril del 1984 y se revisó una década después, establece que puedes comparar precios entre las distintas funerarias y seleccionar solamente los preparativos que tú elijas en la funeraria que tú quieras usar.

    Nota: ten en cuenta que la regla solo se aplica a funerarias y no a las denominadas ventas de terceros, como los comerciantes de ataúdes o monumentos funerarios. Tampoco se aplica a los cementerios que no tengan una funeraria en el sitio.

    La Regla de Funerales también limita lo que puede cobrar una funeraria como "cargo de servicio básico". Ésta es la porción de los costos funerarios que no es declinable, si decides usar una funeraria. Este costo básico se refiere a los servicios ofrecidos por todas las funerarias, sin importar los preparativos específicos realizados por la familia. Estos servicios incluyen la planificación del funeral, la tramitación de los permisos y las copias de los certificados de defunción, preparar las notificaciones, alojar los restos y la coordinación con el cementerio, crematorio o cualquier otro recurso.

    El costo promedio del cargo del servicio básico fue de $2,000 por funeral de un adulto en el 2014, según la NFDA. Esa cantidad fue consistente tanto para un entierro como para una incineración.

    Maneras de cubrir y limitar los costos funerarios

    Según la Funeral Consumers Alliance (una organización sin fines de lucro de consumidores de servicios funerarios), hay varias maneras de reducir los costos funerarios (en inglés) y honrar a tus familiares de manera que tú te sientos cómodo4.

    Estas opciones incluyen:

    • Incineración directa o entierro directo, donde el cuerpo se incinera o entierra poco después del fallecimiento, eliminando así los costos asociados con el embalsamamiento, velatorio o visitas familiares.
    • Usar un contenedor alternativo, en lugar de un ataúd tras una incineración, o usar un ataúd sencillo para el entierro.
    • Donar el cuerpo completo a una escuela de medicina local para investigación es un proceso muy económico o gratuito, pero requiere que el donante rellene todos los documentos necesarios de antemano.

    Considera también el seguro u otros planes de pago efectuados con antelación a tu fallecimiento. Estos pueden incluir una "cuenta pagadera al fallecimiento", en la que el banco con el que trabajas garantiza que el beneficiario elegido reciba los fondos que apartaste para tu funeral, poco después del fallecimiento. Los fondos están asegurados por la FDIC y no se puede acceder a ellos antes de tu fallecimiento.

    Además, varios tipos de seguros de vida le dan a tus beneficiarios una cantidad de dinero después de tu fallecimiento. Pueden usar parte de esta cantidad para pagar los gastos del entierro.

    El seguro de vida de aceptación garantizada (en inglés) es otra opción. Este tipo de seguro de vida normalmente se utiliza para ayudar a cubrir gastos finales.

    Algunos proveedores funerarios también venden un "seguro de anticipo de necesidades" (lo que muchos conocen erróneamente como "seguro de entierro") para cubrir los costos de un funeral. Aunque la mayoría de las funerarias requieren un pago inmediato por todos los servicios, algunas pueden establecer un plan de pagos u ofrecer una tarifa moderadamente más baja si pagas en efectivo o si se pagan los servicios básicos por anticipado antes del fallecimiento.

    1 National Funeral Directors Association (NFDA), “Statistics”, julio 30 de 2015.

    2 U.S. Census Bureau, “Industry Snapshot: Funeral Homes and Funeral Services”, 2012 Economic Census.

    3 Federal Trade Commission, “FTC Funeral Rule”, julio de 2012

    4 Funeral Consumers Alliance, “What to Do When You Can’t Afford a Funeral”, marzo 11 de 2016

    Close