Cómo proteger a tus seres queridos contra el abuso financiero de ancianos

    Cómo proteger a tus seres queridos contra el abuso financiero de ancianos

    Por Alethea O’Donnell

    ¿Podría uno de tus seres queridos ser víctima del abuso económico de ancianos?

    Cada año, las personas mayores pierden más de $36,000 millones debido al abuso económico de ancianos y más de una tercera parte de ese grupo es afectada por abuso económico en un periodo de cinco años, según un estudio reciente (en inglés). Este total incluye fraude criminal, abuso recibido de la persona que los cuida y explotación económica, donde las personas mayores se ven sometidas a tácticas de venta de alta presión y a publicidad engañosa.

    Los legisladores están prestando atención. El gobierno federal y los gobiernos estatales han empezado a dictar leyes para proteger a los adultos mayores (en inglés) del abuso económico. Esta es una buena noticia. Sin embargo, con frecuencia estas leyes protegen a la persona de edad avanzada solamente después de que alguien se da cuenta de que la persona mayor está siendo explotada. Y esa persona puede perder una considerable cantidad de sus ahorros antes de que alguien cercano a ella se dé cuenta de lo que ha ocurrido.

    Señales de alarma

    Para detener el abuso económico de las personas mayores, es muy importante que quienes están más cerca de ellos se mantengan atentos a las posibles señales de alarma. Como miembro de la familia o amigo cercano de una persona de edad avanzada, puedes estar en una mejor posición para identificar las primeras señales del abuso económico del anciano.

    ¿Conoces las señales del abuso y la explotación económica de los ancianos (en inglés)? Estas son algunas de ellas:

    • La persona mayor se muestra aturdida, nerviosa o temerosa cuando se habla de asuntos financieros.
    • La persona no recuerda haber solicitado ciertas transacciones.
    • La persona mayor da explicaciones contradictorias o cuestionables respecto a transacciones financieras.
    • Tú observas un cambio importante en los hábitos financieros de la persona mayor (como retiros de dinero más frecuentes o en mayores cantidades).
    • La aparición de un nuevo “amigo” que solicita con insistencia información sobre las cuentas de la persona anciana, o que trata de hacer cambios sin el permiso de ella. Este nuevo “amigo” puede ser una persona conocida, un miembro de la familia, un proveedor de cuidados de la salud o incluso alguien a quien la persona de edad conoció por Internet.
    • Este nuevo “amigo” o miembro de la familia no deja que hables con la persona de edad avanzada, o insiste en estar presente cuando hablas con ella.
    • Puedes ver algunas firmas cuestionables en documentos, o puede parecer que los números en los documentos financieros han sido falsificados o cambiados.
    • Te puedes enterar de cambios repentinos o sin explicación en los beneficiarios de las pólizas de seguro de vida, o ver que hay cambios de dirección sin explicación en los estados financieros de una persona de edad.

    ¿Qué hacer?

    Si ves cualquiera de estas señales, es sumamente importante actuar con rapidez.

    Hay varias medidas que puedes tomar:

    • Ponerte en contacto con el banco o con el profesional financiero que administra las cuentas de la persona de edad avanzada. El banco o el profesional financiero puede bloquear las cuentas o tomar cualquier otra acción. (MassMutual tiene recursos para ayudar a sus clientes con estas situaciones. Puedes enviar un correo electrónico a ElderAbuse@massmutual.com con tus preguntas).
    • Ponerte en contacto con la agencia de Adult Protective Services en tu estado. Al igual que las agencias de Child Protective Services, las agencias de Adult Protective Services fueron creadas para proteger a los adultos de edad avanzada y vulnerables. Aquí (en inglés) puedes encontrar una oficina cerca de ti.
    • Comunícate con tu departamento local de policía si crees que la persona mayor ha sido víctima de un fraude.
    • Por último, si el anciano tiene otros contactos de confianza, como un abogado o un contador, esa persona podría ayudar.

    Solamente por concepto de explotación financiera las personas mayores pierden aproximadamente $17,000 millones al año (en inglés). El fraude criminal significa pérdidas de $13,000 millones y se calcula que las pérdidas por abuso de la persona encargada de su cuidado pueden llegar a $7,000 millones. Mantener atento para identificar señales de alarma de abuso de ancianos puede ayudarte a proteger a tus seres queridos.

    Close