Cómo asegurarte de que tus herederos no se peleen

    Cómo asegurarte de que tus herederos no se peleen

    Por Amy Fontinelle

    Redactar el borrador de un testamento no es nada divertido. Significa enfrentarte a tu propia muerte y decidir qué le va a pasar a cada uno de tus bienes. Si hay alguna alegría en el proceso es pensar en cómo se van a beneficiar tus herederos de cualquier inversión, bienes raíces, reliquias familiares y otras posesiones que les vas a dejar. Para asegurar un proceso de planificación de la herencia sin problemas y evitar cualquier confusión o sorpresa desagradable que podría crear un conflicto entre los beneficiarios de tu testamento, esto es lo que tienes que saber.

    Elige a tu albacea con cuidado

    Tu albacea (en inglés) es la persona que va a distribuir tus bienes tal y como has indicado en tu testamento. Actuará en tu nombre después de tu fallecimiento para resolver tu herencia, por lo que tienes que elegir a alguien que sepas que va a ser honesto y responsable, además de que pueda soportar la carga: ser albacea puede suponer mucho tiempo y trabajo.

    Tras elegir a un albacea y a otro de reserva, es importante que les hagas saber que los has designado, dijo en una entrevista por correo electrónico Grant Toeppen (en inglés), abogado especialista en herencias y temas comerciales de Toeppen & Grevious, Sacramento, California. No debes sorprender a nadie que quizás no quiera la responsabilidad, añadió.

    Aunque tener un albacea de reserva es importante en caso de que tu primera opción no esté disponible, no debes designar coalbaceas.

    Los coalbaceas tienen que compartir las decisiones sobre la administración de un testamento, creando potencialmente una fricción, dijo Toeppen. "Si no conoces a alguien que pueda ser un buen albacea por sí mismo (es decir, alguien que pueda actuar sin supervisión ni segundas opiniones), considera contratar a un fiduciario profesional o corporativo para que actúe como albacea", afirmó.

    Mantén actualizados tu testamento y las designaciones de beneficiarios

    Al añadir designaciones de beneficiarios en tus cuentas, puedes indicar a las instituciones financieras que retengan tus bienes para distribuir tu dinero directamente a determinadas personas cuando tú mueras, sin tener que esperar a la validación. Normalmente te pedirán que elijas a un beneficiario (en inglés) cuando abras una cuenta. Si no has actualizado tus designaciones en años, quizás no reflejen tus deseos actuales1.

    Un testamento no controla la distribución de cuentas donde hayas designado a un beneficiario, dijo David E. Inabinett (en inglés), abogado y miembro del bufete de abogados Brinkley Walser Stoner en Lexington, North Carolina. Asegúrate de que las designaciones de beneficiarios de seguros de vida, cuentas de banco y planes de jubilación coinciden con lo indicado en tu testamento.

    Toeppen dijo que es importante actualizar tu testamento siempre que se produzcan eventos de la vida importantes, como matrimonios, divorcios o compras de propiedades de valor. "Es muy raro que los testamentos se hagan una sola vez y no se vuelvan a tocar", dijo. Tienen que reflejar el estado actual de tu vida (y de las vidas de tus herederos) para que sean relevantes y legalmente correctos. (Artículo relacionado: Testamentos e información básica sobre planificación de herencias).

    Consigue que tu testamento sea difícil de impugnar

    Tu testamento se impugnará si uno de tus herederos cree que es injusto y que puede probar en un tribunal que no refleja con precisión tus deseos. Puedes seguir algunos pasos para minimizar las probabilidades de que esto suceda.

    "No esperes hasta que sea demasiado tarde para hacer tu testamento", dijo Toeppen. "Hazlo cuando te encuentres bien y con salud. Un testamento hecho por alguien que está al borde de la incapacidad por Alzheimer o demencia, es caldo de cultivo para un ataque de un heredero insatisfecho".

    Inabinett dijo en un intercambio de mensajes de correo electrónico que es importante que te reúnas con tu abogado en privado, sin tus beneficiarios, para protegerte ante una reclamación de "influencia indebida". Si tus beneficiarios estuvieran en la reunión, se podría argumentar que influyeron para que les dejaras una participación más beneficiosa de tu herencia, algo que de otra manera no hubiese sucedido.

    Comparte tus deseos y ten cuidado con las exclusiones

    Dinero y relaciones son dos de las cosas más difíciles sobre las que hablar. Añade a esto el fallecimiento de un ser querido y obtendrás un barril de pólvora. Pero es importante compartir tus deseos con tus herederos antes de tu fallecimiento. No dejes que se sorprendan cuando tú ya no estés.

    Diles a tus herederos qué incluye tu plan de herencia general, dijo Inabinett, y dales copias de tu testamento, si te sientes cómodo haciéndolo. Si tu plan excluye a alguien o le dejas menos de lo que podría esperar, es importante reconocer a esa persona y tu decisión en el testamento. Aclara que tu decisión fue intencionada y así te protegerás frente al argumento de que le dejaste menos o no lo incluiste porque te olvidaste de él, o que tú eras incompetente cuando hiciste tu testamento.

    Justifica en tu testamento el valor de las reliquias

    Son muchas las familias que tienen artículos como joyas, arte, recuerdos, o vajillas y platería finas, que tienen un valor especial, sentimental o monetario.

    Pero en la mayoría de testamentos se utiliza un lenguaje "modelo" indicando que se divida todo por partes iguales, y es muy probable que esta falta de claridad provoque discusiones, dijo Toeppen.

    Al hacer una lista en tu testamento con todos esos artículos y quién debe recibirlos, evitarás el conflicto cuando tú ya no estés. También te asegurarás de que tus hijos sepan que la vajilla perteneció a su abuela para que no la vendan por $10 en una liquidación de patrimonio.

    1 Carolyn T. Geer, Beware the Beneficiary Form (en inglés), Wall Street Journal, julio 6 de 2011

    La información provista no ha sido escrita ni pretende ser asesoría fiscal o legal. MassMutual, sus empleados y representantes no están autorizados a proporcionar asesoramiento fiscal o legal. Te recomendamos que consultes con tu propio asesor fiscal o legal.

    Close