Comenzar

    Ahorrar a los 40 y 50: Nunca Es Demasiado Tarde para Empezar

    Ahorrar a los 40 y 50: Nunca Es Demasiado Tarde para Empezar

    Metas Relacionadas:

    Cuando se ahorra para la jubilación, la pregunta que todos nos hacemos con mayor frecuencia es: ¿tendré suficiente dinero? Hay una razón para hacerse esta pregunta que últimamente cobra más importancia, en especial para las personas de edades comprendidas entre los 40 y 50.

    En un estudio de mayo del 2013, The Pew Charitable Trusts descubrió que durante la reciente recesión, las personas nacidas entre 1966 y 1975 habían sufrido más que cualquier otro grupo de edad, al haber perdido el 45 por ciento de su riqueza entre el 2007 y 2010. Según un informe, solo en esta categoría de edad, los estadounidenses perdieron un promedio de $33,000.1

    El sentimiento de frustración puede ser abrumador. Has trabajado duro durante más de 20 años. Has ahorrado todo lo que has podido. De repente, el mercado colapsa y tus ahorros desaparecen. Necesitas saber que no estás solo; y que no es demasiado tarde para recuperarte. Tampoco es demasiado tarde para comenzar. Incluso si tienes 55 años y decides que hoy es el día para empezar a ahorrar en serio, aún tienes tiempo para acumular ingresos para la jubilación.

    En sus Marcas, Prioridades Listas, Fuera

    El mejor lugar para empezar está justo frente a ti. Tú determinas lo que quieres para tu jubilación. ¿Cuáles son tus prioridades? Siéntate con papel y pluma y escribe una lista. Toma hoy las decisiones importantes para poner en marcha tu futuro:

    • ¿Cuándo quieres jubilarte?
    • ¿Dónde quieres vivir?
    • ¿Qué nivel de vida quieres tener?
    • Toma en cuenta tu nivel de vida actual. ¿Podrías hacer algunos recortes para ahorrar más para la jubilación?

    Estas son solo algunas de las preguntas que deberías hacerte (y contestarte). Así que da el primer paso y empieza a tomar algunas decisiones.

    Ahorrar Más, Gastar Menos

    El consejo más obvio aún aplica: ahorra más, gasta menos. Pero hay algo más.

    Crea un presupuesto que te ayude a no salirte del plan y síguelo cada mes. Saca de nuevo el papel y la pluma y decide dónde puedes recortar tus gastos. ¿De qué cosas puedes prescindir hoy, para poder tener más mañana? Si tu presupuesto no está funcionando, tal vez quieras considerar mudarte a una casa más pequeña o a una ubicación menos costosa que te ayude a mantener tu nivel de vida. Esto podría no ser fácil, pero recuerda que estás tratando de ponerte al día.

    Hablando de ponerse al día, si vas a cumplir 50 años o más al final del año calendario, puedes aprovechar las opciones de contribuciones de actualización para acelerar el crecimiento de tus cuentas de jubilación. El IRS actualiza periódicamente los límites de las contribuciones, y revisar la información más reciente puede ayudarte a asegurar que estás aprovechando al máximo las opciones que tienes disponibles. En resumidas cuentas: haz las contribuciones máximas posibles al plan de jubilación de tu empleador, incluyendo cualquier opción de actualización disponible.

    Pensar en Otras Opciones

    Existen ciertos productos financieros e instrumentos de ahorro con los que tal vez no estés familiarizado, pero que pueden ayudarte a obtener más por tu dinero. Un Profesional Financiero de confianza podría sugerirte opciones que aún no has tomado en cuenta.

    Aplazar tu Jubilación (La Playa Puede Esperar)

    Actualmente las personas trabajan durante muchos más años que antes, y esto puede marcar una gran diferencia en términos de tener suficientes ingresos para la jubilación. Aplazar por tres años tu jubilación, de los 62 a los 65, puede aumentar tus activos más de un 33%, gracias a la combinación de los siguientes factores: hacer contribuciones adicionales al plan de jubilación de tu empleador, no hacer retiros y darles a tus fondos más tiempo para crecer.

    Además, si esperas recibir beneficios de jubilación del Seguro Social, es importante saber que los beneficios mensuales varían mucho dependiendo de cuándo comenzaste a recibirlos y la opción que escogiste para solicitarlos. Por cada año que demoras el cobro de beneficios más allá de tu plena edad de jubilación (normalmente a los 66 o 67 años), puedes obtener un crédito anual por jubilación aplazada del 8 por ciento2. Ese es un gran incremento en los beneficios anuales, hasta los 70 años, y una enorme ventaja para tus ingresos de jubilación.

    Por el contrario, solicitar los beneficios antes de alcanzar tu plena edad de jubilación puede reducir permanentemente tus ingresos mensuales. Los beneficios se reducirán dependiendo de qué tan temprano te jubiles. También toma en cuenta que si empiezas a recibir antes los beneficios del Seguro Social, puede ser que, si falleces, el cónyuge que te sobreviva no reciba tu beneficio completo del Seguro Social.

    En conclusión, hay medidas y estrategias reales que puedes tomar hoy para ayudarte a asegurar tu futuro. Nunca es demasiado temprano ni tarde para evaluar tu plan actual de ahorros para la jubilación, o para crear uno nuevo.

    1 Fuente: The PEW Charitable Trusts, Retirement Security Across Generations: Are Americans Prepared for Their Golden Years? Mayo 2013. Página 2.

    2 Fuente: Administración del Seguro Social, Planificador de Beneficios por Jubilación: plena edad de jubilación http://www.socialsecurity.gov/espanol/jubilacion2/tabla.htm.

    ¿Aún no estás Seguro de lo que Necesitas?

    Selecciona una Meta y te Ayudaremos a Lograrla

    Close