Adopción: cinco consideraciones financieras

    Adopción: cinco consideraciones financieras

    Por Chris Morris

    La adopción de un hijo puede ser una de las decisiones más importantes de tu vida. También puede ser una de las más costosas.

    La recompensa de ser padres, desde luego, es mucho más valiosa que cualquier costo medido en dólares y centavos. Pero hacer crecer a la familia a través de la adopción no es algo que quieras emprender sin estar bien preparado. Con los gastos iniciales que en algunos casos pueden ser equivalentes a los que pagarías por un título universitario de cuatro años1 (en inglés), hay varias cosas que los padres potenciales deben tomar en cuenta.)

    Tipos de adopción: los costos pueden variar considerablemente

    La adopción no es algo a lo que se le pueda poner un valor específico en dólares. La cantidad que pagarás por traer a una criatura a tu familia variará enormemente, dependiendo del tipo de adopción que elijas.

    El método menos costoso, y que con frecuencia es el más rápido, es a través de cuidado temporal (o cuidado sustituto), que son hogares donde se colocan temporalmente a los niños cuyos padres ya no pueden cuidarlos, mientras esperan, ya sea para ser reunidos de nuevo con sus familias o para ser adoptados.

    Al 30 de septiembre de 2014 (las cifras más recientes disponibles), había aproximadamente 415,129 niños en cuidado temporal, según Adoption and Foster Care Analysis and Reporting System (en inglés). De los más de 238,000 niños que dejaron el sistema, el 21 por ciento de ellos fue adoptado2.

    Estas adopciones por lo general son gratis o bastante cerca de serlo3. El departamento de salud y de servicios humanos (DHHS, Department of Health & Human Services), informe un costo promedio entre $0 y $2,5004. Es posible que existan algunos gastos iniciales, pero por lo general se recuperan a través de subvenciones y créditos fiscales (en inglés). Pero debido a que la edad promedio de niños en espera de adopción es de entre 7 y 8 años de edad, esta no es la primera opción para muchas posibles familias.

    Es en las adopciones privadas de niños dentro del país donde en realidad comienza a haber fluctuación en los costos. En este tipo de adopción, en el que por lo general se trabaja por medio de una agencia de adopción pública o privada o un abogado, los posibles padres encuentran a una madre biológica y hacen arreglos para adoptar a su bebé al nacer, pagando sus gastos durante (e inmediatamente después) del embarazo.

    El precio promedio (en inglés) por lo general fluctúa entre $28,000 y $37,0005, pero puede aumentar significativamente, dependiendo de si se gasta dinero en busca de una posible madre biológica, si la madre tiene seguro de salud, qué tan pronto se te ponga en contacto con la madre biológica (ya que estarás pagando mucho, si no todos, sus gastos de vida), los honorarios del abogado, y más.

    Otra opción importante es la adopción internacional de un niño. Si estás considerando este proceso, tendrás que incluir también los costos de viaje, que podrían ser significativos, ya que no es poco común tener que visitar varias veces el país del cual deseas adoptar, con frecuencia teniendo que quedarte por varias semanas antes de que nazca el bebé. (Son comunes las estadías de ocho semanas en áreas como Ucrania y Columbia (en inglés), de acuerdo a la organización National Infertility and Adoption Education Nonprofit). A menudo también tendrás que quedarte en el país hasta que termine el proceso de adopción, que puede ser de uno a dos meses más.

    Conoce tus finanzas

    Si no has hecho un buen análisis de tus finanzas, este es un buen momento para hacerlo. Confirma cuánto dinero tienes en ahorros, inversiones y en efectivo, y compáralo con tus cuentas mensuales y deuda a largo plazo.

    Si apenas puedes cubrir tus cuentas y pagos de deuda normales, tal vez quieras dedicar algo de tiempo a reestructurar tus finanzas para poder tener un nuevo miembro de la familia.

    Por ejemplo, si sientes que te estás hundiendo bajo el peso de tus deudas de tarjeta de crédito, es una buena idea pagar esa deuda antes de comenzar seriamente el proceso de adopción.

    Empieza a ahorrar para el niño con anticipación

    Financiar una adopción es como financiar mejoras al hogar. Siempre termina costando más de lo que tenías presupuestado.

    Si decidiste seguir la ruta de una adopción privada, es posible que tome varios años antes de econtrar a una madre biológica para ti. Eso te da bastante tiempo para empezar a ahorrar para los gastos que se presentarán.

    Es también una buena oportunidad para hacer los ajustes personales a lo que será tu presupuesto cuando tengas a un nuevo hijo en el hogar. Reduce los gastos de salidas a comer fuera o el número de viajes espontáneos de fin de semana. (De todos modos, vas a decirles adiós a la mayoría de esas actividades). El beneficio de todo esto es que podrás poner aún más dinero en tus ahorros para la adopción y estarás mejor preparado si los costos son más de lo que habías anticipado.

    En cuanto al lugar en el que guardarás ese dinero, evita la tentación de intentar que ese dinero trabaje para ti. Lo que necesitas es que tenga liquidez y esté protegido.

    “El noventa y cinco por ciento de las veces,es conveniente poner el dinero en una cuenta de ahorros”, comenta en una entrevista Ryan Fuchs, un planificador financiero de Ifrah Financial Services. “Es el mismo concepto que las personas tienen de un fondo para emergencias. Si sabes de antemano que lo vas a usar en un plazo de dos, tres o cuatro años, no es conveniente que el dinero esté sujeto a las incertidumbres inherentes del mercado”.

    Finanzas de adopciones alternativas

    Una parte de la adopción de la que casi no tienes ningún control es la elección del momento. Y aunque la espera de varios años es común, algunas veces la madre biológica te elige al instante. Necesitarás dinero rápidamente y tus ahorros podrían no ser adecuados. Por eso es muy importante tener respaldos de emergencia listos.

    Uno de ellos podría ser tu lugar de trabajo. Algunas compañías con prácticas amigables con la familia no solo ofrecen permisos de ausencia para los trámites de adopción, sino que pueden reembolsar algunos de tus gastos. (Ernst & Young (en inglés), por ejemplo, reembolsa hasta $10,0006 de los gastos. Ferring Pharmaceuticals (en inglés) reembolsa hasta $25,0007 en costos. Y The Wendy’s Company (en inglés) aporta en reembolsos hasta $25,3008 a los empleados que adoptan).

    ¿No eres tan afortunado como para trabajar en una compañía que te ayude? No es una mala idea establecer una línea de crédito sobre el valor acumulado de tu casa al principio del proceso de adopción, ya que te daría rápido acceso a dinero en efectivo si lo llegaras a necesitar, sugirió Fuchs.

    Desde luego que también existe la opción de pedir un préstamo de tu plan 401(k) para financiar los costos de adopción de un niño. La mayoría de los planificadores financieros dicen que este paso debería ser un último recurso, aunque sería mejor que quedar sujeto a un préstamo con altos intereses.

    “Esto es bastante común”, comenta en una entrevista Sara Stanich, una planificadora financiera certificada en Nueva York. “Depender de lo que hayas ahorrado para la jubilación es mejor que financiar con tarjetas de crédito. Con la esperanza de que, una vez que se complete la adopción, puedas acelerar el pagarte a ti mismo”.

    Si tuvieras que obtener un préstamo, es posible que puedas pagar al menos una parte del mismo con tu siguiente declaración de impuestos. El IRS permite un crédito tributario por adopción (en inglés) de hasta $13,460.

    Costos adicionales de la adopción

    Si bien las dificultades financieras en la etapa previa a la adopción son intimidantes, hay que tener en cuenta que después de la adopción vienen los gastos de pañales, alimentos y cuidado infantil. No actúes con poca visión al enfocarte en tu objetivo de paternidad.

    Una vez que te conviertas en padre, vas a necesitar asegurarte de que tu familia esté protegida de varias maneras. Asegúrate de tener un testamento, para que quede bien establecida la tutela para tu hijo. Asegúrate de que tu seguro de salud sea adecuado para toda la familia, y adquiere un seguro de vida para mantenerla cuando tú no puedes hacerlo. Y nunca es demasiado pronto para establecer un fondo para la universidad.

    1 The College Board, “College Costs: FAQs”, 2016.

    2 Adoption and Foster Care Analysis and Reporting System, “Foster Care Statistics 2014”, 2016.

    3 National Infertility & Adoption Education Nonprofit, “25 Factors to Consider When Adopting From the United States”, julio de 2014.

    4 U.S. Department of Health & Human Services, “Costs of Adopting”, 2011.

    5 National Infertility & Adoption Education Nonprofit, 25 Factors to Consider When Adopting From the United States”, julio de 2014.

    6 Denver Business Journal, “Ernst & Young increases parental leave for moms and dads”, 13 de abril de 2016.

    7 The Dave Thomas Foundation for Adoption, “100 Best Adoption-Friendly Workplaces in the United States”, 10 de noviembre de 2014.

    8 The Dave Thomas Foundation for Adoption, “100 Best Adoption-Friendly Workplaces in the United States”, 10 de noviembre de 2014.

    Close